Fernando Otero

Mi Ultimo Sueño

Así estamos los dos. Acostados de frente al televisor. Los ojos entre abiertos y cerrados. Compartiendo el mismo dolor en los huesos que llegan con el reumatismo y los años. La diferencia entre los dos, es que a él nadie le ha dicho que el café negro cerrero es malo para la salud, que las comidas precocinadas dan cáncer, que hay que reducir el azúcar porque el exceso trae diabetes, que los fritos afectan el colesterol, que las rabias terminan en infarto. En palabras simples, nadie le ha ensañado la formula insensata e insensible de que hay que dejar de vivir y sentir para poder seguir viviendo y morir de viejo.

             El sigue su rutina. Indiferente a las limitaciones. Comiendo cuando tiene hambre. Durmiendo cuando tiene sueño. Ignorante de que lo que no tiene que hacer. Realmente envidio esa simplicidad. Envidio el poder seguir siendo sin estar plenamente consciente de lo que dejé de ser o de lo que no puedo hacer.

            Anoche salió con mi hijo. Su paseo nocturnal de siempre. Y como todos los días el preludio de la salida fue recibido con una alegría de sonrisas y saltos. Esta fue la ocasión cuando su corazón no pudo procesar toda esa energía que la simplicidad de una alegría repentina generó. Y pasó de la alegría a la inmovilidad total, se transportó de nuestro jardín al frente de la casa, a la frontera entre la vida y la muerte. La respiración agitada, el grito de mi hijo, el tic tac del reloj, la luna llena en el horizonte, la respiración que poco a poco se normaliza, los ojos que vuelven a vivir poco a poco, todo era el escenario de un mundo que se congeló para mí en esos segundos que se volvieron minutos. Minutos que me dejaron una lección de vida. Ya sé cuál es el sueño que me queda por vivir. Quiero convertirme en perro para poder morir de felicidad. 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Fernando Otero.
Published on e-Stories.org on 12/19/2013.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Short Stories)

Other works from Fernando Otero

Did you like it?
Please have a look at:

Se Fue Ernesto - Fernando Otero (Remembrance)
Pushing It - William Vaudrain (General)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)