Marcelino Miret

EL APENDICE DEL QUIXOT CATALA - EL HUEVO DE COLÓN 8

                                                                                   CAPITULO VIII – Estaba a punto de llegar LA PATATA

Otro factor importante, es que aun no se había descubierto “la patata”. La Patata fue la
“Revolución Alimentaría”, que daría de comer a las revoluciones burguesas y proletarias. El
fenómeno de “la patata”, fue el segundo paso, después del Trigo hacia la Conquista del Espacio.
Gracias al Trigo se pudieron crear la civilización y las pirámides, con “la patata”, se daba
comienzo a las innovaciones tecnológicas y científicas, y un gran paso en el crecimiento
demográfico. Es un cultivo que no necesita demasiadas buenas condiciones de tierra ni de
agua, y que puede crecer en cualquier sitio. Sale mucho mas barato que el trigo, que es menos
resistente a la falta de agua, necesita mucha y abundante. La patata es un tubérculo, familia de
las zanahorias y los rábanos. Los tubérculos consumidos en grandes cantidades pueden tener
efectos inesperados, algunos son tóxicos y alucinógenos.

CAPITULO IX – La conquista de los GUSANOS de la SEDA

El motivo que daba Colón para vender la moto, era ir a las Indias. ¿Por qué todo el mundo quería
ir a las Indias? El motivo principal es que estaban aburridos de las comidas europeas (y con razón,
las comidas francesas, inglesas, suizas, son muy indigestas). De las Indias, se traían sedas y
esencias, pimienta y canela. Eso, de las indias ya venia de antiguo. Primero fue Alejandro Magno y
después los romanos. Las compraban a los mercaderes de oriente, de Persia e Irán. Lo
extraño es que los romanos no encontraran el secreto de las “sedas”. Sabían hacer ropa, no iban
desnudos, y también sabían hacer chalecos antibalas, perdón, corazas anti flechas. Lo raro es
que no encontraran el secreto. Estoy seguro que deben de haber torturado a mas de uno para que
les trajeran las semillas de la planta o el animal del que se extraía la seda. Si el algodón salía de
una planta pues lo mas seguro que la seda también. Por muchos interrogatorios, torturas y
matanzas que hicieron, no pudieron conseguir las semillas de la planta de la seda. Los
interrogatorios eran muy duros, normalmente acababas hablando por huevos, y si no hablabas,
te los cortaban, y si no hablabas ni así, te cortaban la lengua. O sea que tenías que acabar diciendo la
verdad, y la decían. Decían: ¡Es un gusano!, ¡Es un gusano!, ¡Es un gusano! El interrogador, que
no tenía demasiados conocimientos científicos, ni de ningún otro tipo, se pensaba que era un insulto
y aun le hacía mas daño. Daba lo mismo, tanto si decías la verdad, como si mentías, te morías de
todas maneras. Y si no te morías, te mataban, y vamos, a por otro.

Se hizo algún intento de traer gusanos de seda.Pero el viaje era muy largo y el gusano hacia el
capullo. Se ponía a dormir dentro, hasta que acababa la metamorfosis. Después rompía el
capullo y salía una mariposa blanca, que se iba volando. De esta manera era imposible que los
gusanos llegaran a Europa. Como mucho llegaba el capullo roto y vacío, de forma que el hilo de la
seda no se podía reutilizar. Por eso se hizo tan famoso el refrán: “estas haciendo el capullo”. Se
refiere precisamente a eso, a cuando traían los gusanos y por el camino se les hacían capullos.
Cuando llegaban a casa les decían: “Ya has vuelto a hacer el capullo”. Porque llegaban a casa
sin los gusanos, y encima con un capullo que no servia para nada. El truco para que el capullo no
se transforme en mariposa, es muy simple.
Cuando el gusano acaba de hacer “el capullo”, recoges todos “los capullos” de golpe y los pones
a hervir en agua. De esta manera hacen ellos “los capullos”, y no los chinos.
Antes a las Indias, se las conocía como “La Ruta de la Seda”. Unía antiguamente el Mercado Europeo
con el de la China. Después fue el celebre Marco Polo. Uno de los motivos de ir directamente
a las Indias, fue obtener precios mas baratos, evitando a los intermediarios de Oriente
Medio. Estos intermediarios, representados por el Imperio Otomano, cortaron la Ruta de la Seda en
1453, y de paso acabaron con los restos del Imperio de Bizancio, Constantinopla, Grecia y
todo lo que pudieron. Todos estos motivos provocaron la búsqueda de nuevas rutas hacia
Oriente. Por descontado, no se podía hacer por el Mediterráneo. Y se hizo por el Atlántico.

Marcelino Miret
@QuixotCatala en TWITTER
Quixot Catala Miret en FACEBOOK

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Marcelino Miret.
Published on e-Stories.org on 11/02/2015.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Historical" (Short Stories)

Other works from Marcelino Miret

Did you like it?
Please have a look at:

EL APÉNDICE DEL QUIXOT CATALÀ - EL HUEVO DE COLÓN VI - Marcelino Miret (Historical)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)