Jorge Humberto Muñoa Coutiño

Morir un poco

 
 

El crimen.
 

Recibió su cheque. Pero a pesar de haber trabajado 64 horas aparecía en el, el monto equivalente al trabajo de solo 12 horas. Le llevo 32 minutos entender que era objeto de una demanda.  La que hasta  esa mañana había sido su esposa lo había demandado y había conseguido una pensión para ella y para los hijos que habían procreado.Tampoco podría acercarse a menos de 100 metros de distancia de sus hijos.

Tal vez todos nos casamos con la persona equivocada. Pero también nosotros somos la persona equivocada de todas las personas que se hubieran casado con nosotros.

Sudo frio. Lo que tenía en la mano apenas le alcanzaba para pagar la renta del celular y treinta y cinco litros de gasolina, que habrían sido suficientes para inmolarse en ese momento sin pensarlo más.

La sanción del juez fue inusual, pero justa. Quizás por eso fue inusual: La justicia no forma parte de nuestra cotidianidad.

Era como morir un poco. A fin de cuentas era una perdida y una muy grande. Era como perder el empleo, solo que ahora había sido condenado a trabajos forzados.

Pero de alguna forma sabia que el había elegido ese camino. No había sido inteligente, no había sido sensato, pero había sido su elección y ese destino era parte de equivocaciones y erratas escritas en su diario. Era el camino que eligi con su pobreza emocional y ahora estaba ahí: Como un gato en la ultima rama del árbol. Era como comparar la vida del homicida dos minutos antes del crimen y dos minutos después: Habia cruzado una línea.

La reacción.
 

Era como morir un poco pero a eso se había dedicado los últimos años: a morir. Era un asesino serial: Hasta ahora había matado trecientos de sus sueños de la infancia y dos centenares mas de sueños de la juventud. No parece un crimen pero nuestros sueños sueñan con nosotros. Sueñan con alguien con los guevos suficientemente puestas como para salir a pelear por ellos: porque son tímidos como la flama de una vela, necesitan cuidado y protección. Nuestros sueños creen en nosotros: Probablemente más de lo que nosotros creemos en ellos. Somos los héroes de nuestros sueños, como el héroe de un niño: nuestros sueños nos admiran... No importa cómo lo hagamos: ellos nunca se sentirán decepcionados de ti. Nunca debieran quedarse en la orfandad. Nunca debiéran de perdenros.

Lo contrario a un sueño es el miedo. La voz que cruza los barrancos, la voz que viene del país de los muertos y esta llena de muerte. Arrasa con todo. Llena de desolación las praderas: Marea roja: No deja vida a su camino: Hace temblar a las deidades.

Solo una voz puede llegar a ser, por un instante, mas fuerte que los gritos del miedo. Esa es la voz de los sueños. La mayoría de nosotros la hemos oído y dialogamos con ella por una o dos horas, Luego se apaga y en su lugar aparese la incansable voz del pánico y terror.
 

Nuestra vida es una película de horror. Estamos en el instante en que la joven logró resguardarse en la habitación. El monstruo permanece fuera. Asi pasaron 10 años. Ella encontró un empleo en la Internet. Le depositan su el salario en una cuenta bancaria y manda a pedir viveres al Walmart. Mientras tanto el monstruo ella ha domesticado al monstruo. Y el monstruo la ha domesticado a ella. El monstruo se mantendrá manso mientras ella ya no tenga sueños: Ese estado de calma en el que el que no suceden desgracias ni milagros.  Siendo asi el ser atormentado llega a su estado fundamental. El sufrimiento y la duda. La recreación de lo sufrido, al aprendizaje por traumatismo. Celebrando el año nuevo: Aunque todos los años son el año 2013, le llamaremos de otra forma al año siguiente.
 

La mayoría de las personas del planeta no son felices. Ello es debido a que nuestro cerebro fue hecho para sobrevivir, no para ser dichoso. De hecho la parte donde el cerebro alamacenan los recuerdos que nos siguen durante toda la vida y el nucleo de la desdicha están conectados directamente.   Asi que la felicidad es un sentimiento bien artificial.
 

Antes de los 40 años había empezado la vejez.   Habia empesado antes del nacimiento de la bebe. Era lo mismo estar ahí que en la cama numero veinte nueve de Terapia intensiva. Asi que lo mejor o lo peor que paso aquel dia fue recibir un cheque con el que podía comprar treinta y cinco litros de gasolina. Fue como despertar tras un coma de 7 años por medio de una novedosa terapia basada en descargas eléctricas de mil volts.  Esa terapia no existe, pero es brutal el ser despertado tras siete años de dormir con electro-shocks.  Por eso es tan doloroso nacer tras nueve meses de vivir una etapa que a fin de cuentas será la mas tranquila e irrepetible de nuestra historia.

Estaba vivo y conciente. Eso es aterrador: como ser sometido a una cirugía sin ningún tipo de anestesia: Como se hacía en el siglo antepasado.   Repentinamente era joven, pero tan asustado del portento que quería volver a la vejez cuanto antes.
 

Un bautizo de fuego. Volvia a nacer. Por eso era tan difícil. No es fácil convertirse en un hombre que no tiene nada que perder y es ahí donde esta la grandeza: solo dejándolo todo es como se puede retomar el camino y dejar la vida de ciudadano promedio.

Algunas veces resolverlo requiere la ayuda de dios. Otras requiere convertirse en un dios.

Ya no podría nunca mas ocultarse en las vestimentas que provee el dinero. Estaba vulnerable. Estaba desnudo.

Volver a ser quien siempre fuiste requiere dos cosas:

La primera es generar aquello que nos liberara. La segunda es ver la oportunidad.  

Todas las ideas pasaron por su mente durante 45 minutos. De la indigencia al suicidio, de la prisión a ser eternamente prófugo con tal de no renunciar a un salario basado en unos cuantos meritos laborales acumulados en diez años de lealtad a la empresa.

Estaba enojado con la justicia: ¿Por qué si el mundo es tan injusto lo habían elegido a el para ser justicia?   No pedia el indulto, solo que sus crímenes fueran castigados cuando ya estuviera muerto, cual dictador, cual político de alto rango.

El sindrome de abstinencia es un lugar inaccesible incluso para Dios. ¿Como puede ser la falta de un neurotransmisor ser tan Cruel?

Pero incluso esto acabo. Al minuto 42 sintio gusto de que se hiciera justicia aun cuando fuera en su contra.

La paz llego al minuto 52: Le daría a la Patria lo que la Patria demandaba de el.  Sin resistencia. Le consolaba la idea de que el había elegido dar la pension que le había sido asignada sin ningún tipo de apelación. Paso de forma casi instantánea a la aceptación de esta nueva realidad y eso le trajo paz.

Pensó en conseguir otros empleos. Y buscó soluciones compatibles con la vida, pero la vida comenzó a ir cada vez mas rápido y todos los planteamientos cambiaban en cuestión de segundos, como cuando el entusiasmo…

En un instante se dio cuenta que el problema no era monetario. Ni siquiera ahora.  

Tan solo dos meses antes había buscado la causa de su inexplicable sufrimiento en la neuroanatomía. Lo que no resulto tan provechoso dado que cada estructura que estudiaba tenia la respuesta de sus emociones equivocadas. Ello le llevo a la conclusión de que la todalidad de su cerebro estaba podrido y eso era demasiado trágico incluso para el.

Poseía lo que necesitaba poseer: pinceles, papel y un piano eléctrico y un auto sin gasolina.  El poseer más no le habría llevado a un mejor estado mental.

Se aferro mas a combatir el silencio informatico que en el mismo. Habria valido la pena salvar a uno de sus sueños que morían de frio e indiferencia. Salvar la vida de uno de ellos: Inmortalizarlo trayéndolo de regreso a casa.

El problema era que no había sido parte de nada en toda su vida: nada que le fuera importante, nada que le fuera relevante. Vivir era tener significado y ahora sentía la necesidad de esto mas que antes del incidente de la mañana.

El sueño: Primera Parte:  La cornucopia.
 

Uno de sus sueños de antaño era estar entre los hombres más ricos del país. El número cuatro estaba bien. Pero el dinero no era un sueño en sí mismo, sino que le ayudaría a realizar nuevos sueños.  Le parecía que era la divisa universal para lograr la felicidad. Cuando su esposa preguntaba:

-¿Para qué quieres tanto dinero-

El evadía la pregunta con una respuesta falsa:

-Para comprar hasta lo que no está en venta.
 

Sin embargo eran pocas las cosas que añoraba comprar, como su libertad: El dinero le daría la capacidad de vivir en otra casa, lejos de su actual mujer, Tomando baños de agua caliente todos los días y poniéndose ropa limpia cada mañana. Teniendo la oportunidad de oler a lo que huele la gente aseada: un olor que había quedado atrás después de la muerte de mamá.

Le daría el poder de ver a sus hijos varias veces a la semana sin tener que compartir el espacio con alguien a quien ya no se ama. Imaginaba el dinero útil para pagar la fianza que supone el yugo matrimonial e una relación disfuncional.

Era una relación disfuncional que poco a poco se iba volviendo tormentosa. Eran perversos el uno con el otro y se enfermaban de ira mutuamente.

Ella creía en la virtud: se decia a si misma (sobre si misma) que una persona infiel realmente discreta tiene tantos méritos como el más leal de entre nosotros.

El creía en el hedonismo: se decía a si mismo (sobre si mismo) que Todo hombre recupera su soltería a dos kilómetros de su esposa.
 

Tan difícil le resultaba imaginarse una vida con salud mental que imagino que solo cuatro hombres del país la habían logrado financiar por medio de indemnizaciones y multas. Él estaba resuelto a ser uno de ellos.  La única vez que se atrevió a pensar que la solución no requería una cuenta bancaria en Suiza con tantos ceros como letras tiene su nombre (completo) , la solución fue igualmente retorcida y fuera de la realidad:  Le dijo mirándolo a los ojos:

-Este problema se puede resolver con una sola bala y una pistola para dispararla.

-Y  ¿no sería más fácil divorciarte?

-¿que esperanzas tiene el mundo si esta lleno de gente como yo? Esperaba a la mujer que viera la belleza interna que habia en mi, hasta que descubri que por dentro era, todavía, más monstruoso que por fuera.
 

Negó con la cabeza, como queriendo retractarse de lo dicho.  No supo si hizo lo correcto al no insistir en el tema. Ignoraba cuántos actores tenia la ecuación y a quien había propuesto para ser borrado con la goma de un lápiz.  Ignoraba también cual es el precio que el estaba dispuesto a pagar por tan escalofriante confesión:  ¿Estaba dispuesto a ir a prisión?  ¿Buscaba estar en un féretro a corto plazo?  

Una condición tan complicada para su libertad como lo era el ser parte de los mas afortunados del país, hacia pensar que saboteaba  cualquier posible solución de su problema.

Era como un inventor del renacimiento que diseña y construye un avión para escapar de su consorte.   

Ya había dejado de escribir poemas de amor, pero seguía escribiendo versos de eso que es lo opuesto al cariño:
 

Cuando te prometi amarte por siempre no sabia que estas cosas duran tres años.

Ahora tu me retendras toda la vida por una promesa alevosa.

A pesar de su falta de sentido común para precisar el cálculo de la anulación nupcial, el tenía claridad de cual es la  totalidad de la riqueza acumulada por los más ‘afortunados’ magnates del país y del planeta:  Los grandes empresarios, las celebridades, deportistas, cineastas, herederos, etc.

Los observaba. Anotaba cuanto habían crecido sus fortunas en los últimos meses y las graficaba en hojas de papel para tenerlas siempre a la mano.

Clasificó las fortunas por tamaño, por la velocidad en la que llegaban a su punto mas alto, por la velocidad en la que se evaporaban, por sus orígenes y por su legalidad.

Predecía cuales serian las perdidas para el acaudalado número doce cuando la crisis en un país que está en otro continente afectara los negocios que se tenían en aquellas latitudes. Pero todo este conocimiento no le significo capitalizar sus habilidades adquiridas sin haber estudiado a los nuevos o viejos economistas. La única consecuencia observable de tales disertaciones era la disminución de la productividad en su trabajo.

Durante esos años tuvo dos conclusiones importantes:

Primera: Hay que tener una maquina para producir dinero.

Segunda: Hay que tener una maquina para producir maquinas que produzcan dinero.

Pero aún estaba fuera de la realidad, pues siguiendo su estrategia le llevaría ocho cientos años tener la fortuna que él buscaba. Ello sin tomar en cuenta la inflación. Para entonces seria viudo por causas naturales.

Este sueño era el que usaba para escapar de la realidad.
 

Un bosque.

Las guerras nacionales de los nuevos tiempos trazaron estos páramos. Los trazarón como las guerran entre las naciones redefinian las fronteras del angtiguo continente cada treinta años.

Ahora nos parece obvio que la guerra estallara: La tension y la violencia solo buscaban la ocasión para estallar. Pero en aquellos dias la gente se negaba a creer que el conflicto existia, aún cuando ya habia iniciado meses antes. La guerra se extendió como una flama viajaba en un rastro de pólvora, pero hubieron rincones que por años no fueron visibles para la lucha civil. Sin embargo al terminar las batallas aquel rincon olvidado por la justicia fue llamado para tomar parte en el concilio.

Fua así como se redefinió la cartografia de las colinas, de los valles. Las tierras que no tenían nombre lo tuvieron y no solo eso: sino que tuvieron dueños. Dueños que se comprometian a hacer esas tierras productivas para acabar con el hambre que habia dado origen la lucha y que se había agudizado en los tiempos del conflicto. Sin embargo aquellas tierras estaban habitadas desde el oligoceno por Pinos y encinos.  Habia mucho trabajo por hacer para hacer producir un kilo de frijoles en esas tierras frias y de suelo arcilloso.

Las faenas comenzarón. Las agruplaciones decian:

-Vamos a limpiar el terreno

Y la tierra se volvia productiva. Llevó 15 años adecuar los territorios para que se diera la siembra. Parecía que el hambre no volveria a ser una realidad en la región.

La ruta que seguía el rio fue vuelta a trazar. Se surcó la tierra para trazar una línea recta de 6 kilómetros que sustituíria al serpenteante río y que pondría fin a las reyertas generacionales debido a la ambigüedad que existe entre las fronteras de predios con el cambiante curso del rio, supeditado a la pluvialidad de cada año.

El relieve ha cambiado. Con trabajos de medición de salinidad del suelo podríamos recuperar la trayectoria por donde fluían sus aguas. Aún a los ancianos les es dificil creer que aquel paraje no fue siempre cómo ahora es. Quizas ello es consecuencia de que aquellos lugares nunca fueron fotografiados, ni ninguno de sus habitantes, aunque la daguerrotipia tenía 50 años de haber sido establecida en los tiempos del concilio. Tampoco fueron retratados por el pincel de Velazques.         

La nueva gobernatura dio tierras, pero olvido dar memoria a aquellos poblados y tan pronto como la memoria pereció el hambre volvió. No puedo decir cuándo aquella tierra olvido su nombre. Estas historias son muy nuevas. Ya nadie las recuerda.

Él tampoco debería de saberla o recuordarla, si no hubiera sido por un accidente informático que llegaron documentos donde los viejos testimonios agrarios a sus manos. Como si fuese un antropologo, uns historiador: Tenia un trozo del corazón de ese lugar que visitó en alguna etapa de su vida.

Así toda esa área fue arrazada. Pedo decir que no existe un solo pino en toda la municipalidad de aquella época. Tampoco ninguno hay descendientes de ellos.

Las tierras no han producido grano desde hace 40 años. A los hijos de los hijos de los campesinos les es mas rentable comprar grano de China y de la India que hacer las tareas propias del granjero. Asi que hoy todo es un gran espacio de hierva seca, salvo en verano que es cuando se cubre de pastos lo que alguna vez fue un bosque mesofilo.

Ahora la desertificación llega hasta donde alcanza la mirada y muchas veces hasta detrás de ahi.
 

El sueño segunda parte:  El bosque.
 

Soño también con un bosque. Pero no comprar un bosque de los que todavía sobreviven y mutilarlo para construir una casa ahí,  sino uno construir uno  con sus propias manos.  Compraria la toda las tierras de lo que era bosque antes del concilio.

Compraria 20000 hectareas de terreno y volverían los Encinos y los abetos a aquellas colinas. Tambien volverían los venados y los gorriones. Seria el mas grande de los bosques recuperados. Habria un lago artificial donde las aves que migran en invierno descansarían. Trabajarian ahí los ingenios mas grandes de la época: para construir un proyecto que prevalecería por diez mil años.

Construiria un castillo como el rey de Babaria y curiosos de todos los rincones del mundo irían a verlo: un castillo con salas magnificas, y calabozos aterradores, donde nunca se hubiera torturado a nadie, pero como parte de la ensoñación temprana.

Aunque su bosque seria privado ahí vivirían familias que lo cuidarían.  Los visitantes serian bienvenidos para ver tal prodigio de urbanismo forestal.   Se deleitaba pensando que este lugar podría ser un pequeño país donde animales  arboles serian nuestros hermanos.

Ese era su otro sueño, con altas dosis de irrealidad, como deben de ser los sueños.

El árbol.

Ahora era libre. Su salario había sido reducido a menos de la cuarta parte, pero era libre. No tuvo que tener una fortuna: Habia tomado una ruta corta hacia su sueño.

Supo que su libertad estaba en venta y salió a comprarla.
 

Usó botas  como las que usan los bomberos y se metió en el gran torrente de agua de mierda, pero su caudal era de altura mayor que las botas y su cuerpo se hundio hasta la cintura. La humedad fue subiendo por todas las prendeas. Hombros y cuello estaban humedos con las excresiones de la comunidad local.

El agua se metió por las botas. Era peor traerlas puestar que estar descalzo. Pero ya estaba dentro con la ramita que habia comprado en lugar de comprar treinta y cinco litros de gasolina.
 

Si alguna vez has defecado en una taza de la municipalidad, puedes estar seguro de que tu mierda paso por ese canal que alguna vez se creo para delimitar las regiones del este y del oeste y para reducir las reyertas que producia el cause del rio antiguo. En aquellos dias el agua del canal artificial era dulce y fresca. Ahora era la primer ruta de paso para llevar las aguas negras hacia el mar. Crece un árbol cada treinta o cuarenta metros.  Había una zona de unos cuantos metros que pretendia ser una milpa: Habían cultivadas mazorcas y calabazas. Dada la naturaleza del maiz esos cultivos habían sido hechas por algun vecino del canal: aunque no estoy seguro de que lo que se cultive ahi sea apto para el consumo humado. Ni siquiera para el consumo animal: La brisa llena los frutos que ahi crecen y el hedor se puede percivir a cien metros en los meses que dura el verano. La corriente no solo lleva los orines del regidor y el vómito de los pacientes del hospital local. Tambien llevan cepillos de dientes, botes de plástico, unicel. Animales muertos.

Sin embargo el olor no es de mercaptano que es el componente quimico que le da el aroma característico a las eses, sino que el olor es a azufre, como si el diablo corriera a contracorriente a lo largo de todo el torrente apestoso.

En ese lugar un ahuehuete seria feliz: aprovechando la irrigacion permanente. Al principio sus raices tendrian que aprender a lidiar con las infecciones que son mas agresivas que las que pueden infectar en un jardin convencional. Ahí un ahuehuete seria feliz.

Así que horas después de haber recibido un cheque con el veinte por ciento de su salario, y de ganar su libertad, ya estaba peleando por su segundo sueño, que quizas tuvo su origen en la infancia.

Tendria que plantar mil de ellos al dia para que el sueño estuviera concluido, pero incluso si esa cifra la hubiera superado, habria vuelto a comensar el conteo desde cero.

El fin.

A menudo se le ve en la barranca, sembrando árboles: todos los días a todas horas. Conociendo casi todos los días a gente que dona pequeños arbolitos. No es el cuarto hombre más rico, pero tiene un record nacional en el cultivo de árboles. No importa en que país vivas: En este momento estás respirando diez millones de moléculas de oxígeno provenientes de los árboles que él ha cultivado desde hace dos décadas.

Resolvió la paradoja que la humanidad no termina de entender:

Es libre y no está solo.

El necesita plantar para poder vivir. Yo necesito escribir su historia, porque cuando la cuento dejo de entristecer. Mi pluma es el judío errante: Cuando deja de escribir no puede evitar entristecerme.

No ve a su hija diario, pero un dia ella le visito y le dijo que estaba orgullosa de el. Lloraron un poco.

Cree que lo que el construye es un santuario con cada pequeño árbol, con cada semilla propagada.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Jorge Humberto Muñoa Coutiño.
Published on e-Stories.org on 01/26/2016.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Short Stories)

Other works from Jorge Humberto Muñoa Coutiño

Did you like it?
Please have a look at:

Pushing It - William Vaudrain (General)
Pushing It - William Vaudrain (General)