Alerson Jaquez

La Libertad: Un Estado Mental

                                                                                                                                                                        Capitulo 1
            El invierno se acerca rápidamente.  Líber, Viator, y Remus ya sienten el viento frio en sus picos y patitas. La hojas de mil colores del otoño ya colleron.  Ellos no emigraron al sur con las otras aves, y no  acumularon comidas suficiente para sobrevivir el invierno.  Sino no encuentran comida pronto, este será su último invierno… 

            Los aterroriza las posibilidad de no encontrar más comida a tiempo. En sus cortas vidas han visto ruiseñores morir  de hambre en los largo inviernos de New York.  Aunque ellos nunca se habían conocido anteriormente, se unieron recientemente en el Parque Central  para buscar y almacenar comidas  sin perder tiempo. Sus situaciones  son ahora de vida o muerte.

            Líber, Viator, and Remus vuelan cerca de los rascacielos de la cuidad.   En sus búsquedas desesperada,  escuchan una voz melodiosa que anuncia el nacer de un día nuevo.  A pesar de los sonidos altos de la cuidad urbana, su canto y su silbido crescendo  es fuerte. 

            "Parece ser un ruiseñor", dice Viator.

            "No. No es un  ruiseñor. Yo conozco bien como cantan los ruiseñores, y esa voz tan angelical no puede ser uno", asegura Remus
.
            "Yo propongo que vamos a investigar que otra ave puede cantar tan precioso. La plumas se me alborotan can cada nota. ¡Yo tengo que verlo!" Exclama Viator.

            "Me opongo a perder el tiempo en esto. Tenemos que buscar comida. El invierno se acerca  y nos moriremos"!  Esta Remus diciendo cuando mira a Viator volar en dirección de la voz sin pesar en nada más.

            "Ese es el problema de Viator. Algún día nos va a meter a todos en problemas. Me aterroriza hacer las cosas que él hace. El simplemente no piensa antes de actuar", dice Remus  preocupado.

            "Estoy de acuerdo contigo. Debemos de continuar buscando alimentos. Es posible que esa voz sea una trampa.  Esa voz no puede ser real. Nadie puede cantar con ese crescendo tan fuerte por tanto tiempo", asegura el Líber.

            Mientras Líber  y Remus  discuten que hacer, ven en la distancia a Viator volando en su dirección. Sus pequeñas  olas no se ven de lo rápido que vuela.  Parece que un predador lo persigue y parece volar por su vida.   Se quedan mirando en su dirección y no ven a nadie persiguiendo…

            "Te dije que se iba a meter en problemas. ¿Que habrá hecho ahora"?  Comenta Remus mientras se prepara para levantar vuelo.

            "Estoy muy nervioso, y yo digo que nos vallamos antes de que el llegue a donde estamos. No quiero saber que lo persigue"!  Dice Líber  con la voz temblorosa y levantando vuelo lo más rápido posible en dirección opuesta a Viator.

            "Esperen. Esperen", escuchan en la distancia los gritos de Viator.  A pesar de ser el más joven y rápido de todos, está bien cansado de volar tan rápido para alcanzarlos.

            "¿Por qué no me esperaron y vuelan tan rápido?" Pregunta Viator sin ningún aire en sus pulmones.

            "¡Te vimos volando tan rápido en nuestras dirección que temimos por nuestras vidas!"  Le contesta Ruiseñor Remus.

            "Ustedes no van a creer lo que encontré. Esa voz angelical que escuchamos es de otro ruiseñor. ¡Tienen que verlo en persona! Tiene la voz más hermosa de todos los ruiseñores del mundo".

            "Estoy contento de que lo  hayas visto; pero tenemos que buscar comida si queremos sobrevivir el invierno," lo interrumpe el Líber  con su tono de urgencia en su voz. No tenemos tiempo para esas cosas", continua el diciendo.

            "Que tonto soy. Se me olvido decirles que él tiene comida suficiente para un año, y que está dispuesto a compartir con nosotros", le comunica Viator bien emocionado. La busca finalmente ha terminado.

            "Suena muy bueno para ser realidad. ¿Por que quiere el compartir su comida con nosotros? Eso me huele a una trampa", asegura Líber.

            "Yo no sé como ustedes viven en este mundo. Tienen miedo aun de sus propias sombras, y no confían en nadie. ¿Por qué se les hace tan difícil creer que otro ruiseñor está dispuesto a compartir su comida con nosotros? Sigan su vuelo sin mí si le parece bien, pero si desean vivir les sugiero que me sigan", le dice Viator frustrado mientras levanta vuelo.  El siempre los había escuchado pero sabía que  el tiempo de volar solo había de llegar - solo que no esperaba que fuera hoy. Sus indecisiones y temor ahora amenaza su misma sobrevivencia. 

            Líber  y Remus vuelan des tras de Viator cuidadosamente y sin saber que esperar…  
Capitulo 2

            Viator llega a donde a donde el ruiseñor cantante  y se acerca a él.  Sin embargo, Líber  y Remus se detienen en el mismo aire tan pronto ven a Amador. Ninguno de los dos pueden creer  lo que están viendo.
 

            "Esto es una trampa! Te dije que era una trampa! Yo me voy de aquí". Repite Líber   en pánico.  Sus plumas se alborotan y a pesar del viento frio, siente su cuero sudar. Sus alas y patitas tiemblan ahora de temor; y apenas puede mantener el balance.

            "No es tan mal como parece. Yo sé cómo te sientes, pero necesitamos comida", le dice Remus racionalizando su situación.

            "Esta bien. Iré contigo  pero prefiero mantener la distancia", dice Líber  con una voz temblorosa y a penas capaz de hablar una sola palabra del miedo.

            "¿Cómo puedes cantar tan lindo aun siendo preso en una jaula? Pregunta Remus tan pronto ve a Amador.

            "Soy un ruiseñor y fui creado para cantar",  contesta  Amador con un  crescendo fuerte de facilidad en su voz. 

            "¿Ustedes no cantan?" Le pregunta Amador  con gran confusión en su voz.

            "Si, cantamos pero…", le esta Remus contestando cuando escucha en la distancia la voz de Líber  diciendo con voz alta:
           

"El no sabe. El no sabe. Tienes que explicarle".
            "¿Qué es lo que no sabe?  A la verdad es que yo no los entiendo tampoco". Pregunta y asevera bien alarmado Viator.
            "El no sabe que es un preso", contesta el Líber  .
            "Yo soy un ruiseñor y no estoy en ninguna cárcel! Este es mi hogar.  ¿Qué les hace pensar que estoy preso"?
            "Ya veo que en verdad no sabes nada.  Por favor déjame explicarte tu situación. Pero antes de hacerlo,  contesta mi pregunta: ¿Naciste en la jaula?"  Pregunta  Remus tomando cargo de la situación.
            "Si, nací en la jaula así como mis padres y sus padres.  La puerta de la jaula siempre ha estado abierta desde que tengo memoria. Puedo salir si deseo; pero nunca he tenido deseos de hacerlo". Contesta Amador respetuosamente y con una melodía corta en su tono.

             "Remus y yo nacimos en una jaula así como tú.  A pesar de que te puedes escapar, tú no tienes deseos y te hiciste un prisionero aun sin saberlo.  Yo no sabía que era la liberta tampoco.  Sin embargo, sentía que la jaula me ahogaba. Que existía algo mejor para mi fuera de ella. Que no podía expandir mis alas y volar como mi corazón y todo mi ser anhelaba.   Soñaba conquistando los cielos azules. Sentía que  había sido creado para algo mejor. Así es que empecé a practicar volar lo más posible en la jaula sin descansar.  Un día dejaron la puerta abierta mientras entraban comida en la jaula y me escapé. Me prometí nunca más regresar a la  jaula. Prefiero la muerte a la jaula".  Esta Líber  diciendo cuando Remus lo interrumpe.
            "Por favor, Líber   no seas tan exagerado. La jaula no es tan mal. Yo nací y crecí en una jaula también. Nunca me molestó tanto como a ti. Un día encontré la puerta abierta y simplemente me  escapé . La vida fuera de la jaula es muy difícil.  Estamos   luchando por nuestras vidas simplemente encontrar  comida y agua. Otras aves te matan si no tienes cuidado. Tienes que preocuparte de la inclemencia de las temperaturas, y inmigrar a sur antes del invierno. En la jaula, nunca tuve que preocuparme por  esas cosas. Te lo dan todo - así como a ti. No te imaginas lo afortunado que eres. í Yo anhelo regresar a la jaula otra vez"!
            "¿Cómo te atreves a decir que deseas regresar a la jaula? Yo prefiero morir antes"! Lo interrumpe Líber completamente sorprendido y molesto de lo que está escuchando.
            "¿De qué te sirve la liberta si no tienes que comer"?  Lo interrumpe Remus bien agitado. "El invierno se acerca y nos vamos a morir si no encontramos comida. Es una muerte certera"!
            "No, la pregunta es ¿De qué te sirve la comida, y las comodidades de la jaula si no tienes libertad? ¿Si no puedes volar"? Somos ruiseñores y fuimos creados para volar y conquistar los cielos.  No para vivir en una jaula. Yo prefiero la muerte a vivir así"….Asegura  Líber.
            "Paren de pelear. Ustedes nunca están de acuerdo en nada. Yo no sé lo que es nacer en una jaula y haber escapado. A mí no me importa 'la libetad' o 'la jaula'"….     
            ¿"Cómo te atreves a decir que no 'te importa la libertad"? Lo interrumpe Líber    bien molesto, emocionado, y en voz alta. Ellos nunca lo han visto tan molesto como en ese momento.
            "¡ Eres un mal agradecido! Tú desconoces los sacrificios de los ruiseñores que murieron para que tú seas  libre.  No hay libertad' sin sangre, y sacrificios! Tu eres libre y puedes cantar, volar, y hacer todo lo que desees por el sacrificio de ellos. Así, es que no me digas que no te importa la libertad. La libertad lo es todo. Debes de disfrutarla y estar dispuesto morir por ella si fuese necesario....
Capitulo 3
            Amador, Viator, y Remus se quedan parado mirándose los unos a los otros sin poder hablar una sola palabra. Simplemente no saben que decir.
            "¿Podemos tomar comida? Pregunta de repente Remus a Amador rompiendo el silencio.
            "Por su puesto. Tomen toda las que quieran. Estoy seguro que me darán mas comida en la tarde."
            "Yo no voy a entrar a la jaula ni aun a buscar la comida. Prefiero la muerte", confirma Líber. Ellos saben como él se siente y no es necesario decir más.
            "No te preocupes. Nosotros entraremos y las sacaremos por ti", le informaron Remus y Aviator en un tono bien bajo.
            Viator y Remus entran y salen varias veces a la jaula y sacan casi toda la comida - la cual es más que suficiente para pasar el invierno.
            "Muchas gracias por la comida. Si deseas, puedes escaparte de la jaula y volar con nosotros", le dice Viator a Amador.
                 "¡Si, serás libre! Podrás cantar en las alturas de las montañas y tu voz se escuchara en todos los valles.  Eres un ruiseñor y fuiste creado también para volar y conquistar los cielos.  Imagínate volando alto en el cielo azur. El viento dándote en la cara mientras tus alas rompen mas y mas barreras todos los días.  Estoy seguro que la muerte te abrazara algún día en la jaula sin haber saboreado y experimentado la libertad", le explica  Líber  con mucha pasión en su voz.
            "¡No. No. No seas tonto! Exclama Remus. Quédate en la jaula. Tienes comida, agua, y todo lo que necesitas. Como te dije, la vida fuera de la jaula es muy peligrosa y debes de luchar arduamente simplemente para comer. Estoy dispuesto a cambiar de lugares contigo."
            Amador los mira a todos muy cuidosamente. Los había escuchado silenciosamente. La jaula le ofrece todo lo que necesita sin ningún peligro; pero la idea de ser libre, de conquistar los  cielos, y de cantar en las montañas altas lo excitan. El de repente encuentra la jaula pequeña y que no le permite abrir sus alas. Su corazón esta palpitando mas y mas rápido. Amador siente sus alas grande y anchas. El nunca las había sentido así anteriormente.  El nunca había pensado en escaparse anteriormente. El está ahora parado cerca de la puerta y la esta mirando fijamente. Sus alas están abiertas  y listas para volar. Lo desconocido fuera de la jaula lo paraliza; pero siente la libertad llamándolo.
            Amador ha vivido toda su vida en la jaula. De hecho, el siembre ha sido feliz, y nunca había contemplado escaparse hasta ahora. El nunca se ha sentido como un preso tampoco. Por lo tanto, el nunca había pensado en la libertad. La libertad solo existe en las mentes y corazones de los presos y de los oprimidos…
Capitulo 1
            El invierno se acerca rápidamente.  Líber, Viator, y Remus ya sienten el viento frio en sus picos y patitas. La hojas de mil colores del otoño ya colleron.  Ellos no emigraron al sur con las otras aves, y no  acumularon comidas suficiente para sobrevivir el invierno.  Sino no encuentran comida pronto, este será su último invierno… 
            Los aterroriza las posibilidad de no encontrar más comida a tiempo. En sus cortas vidas han visto ruiseñores morir  de hambre en los largo inviernos de New York.  Aunque ellos nunca se habían conocido anteriormente, se unieron recientemente en el Parque Central  para buscar y almacenar comidas  sin perder tiempo. Sus situaciones  son ahora de vida o muerte.
            Líber, Viator, and Remus vuelan cerca de los rascacielos de la cuidad.   En sus búsquedas desesperada,  escuchan una voz melodiosa que anuncia el nacer de un día nuevo.  A pesar de los sonidos altos de la cuidad urbana, su canto y su silbido crescendo  es fuerte. 
            "Parece ser un ruiseñor", dice Viator.
            "No. No es un  ruiseñor. Yo conozco bien como cantan los ruiseñores, y esa voz tan angelical no puede ser uno", asegura Remus.
            "Yo propongo que vamos a investigar que otra ave puede cantar tan precioso. La plumas se me alborotan can cada nota. ¡Yo tengo que verlo!" Exclama Viator.
            "Me opongo a perder el tiempo en esto. Tenemos que buscar comida. El invierno se acerca  y nos moriremos"!  Esta Remus diciendo cuando mira a Viator volar en dirección de la voz sin pesar en nada más.
            "Ese es el problema de Viator. Algún día nos va a meter a todos en problemas. Me aterroriza hacer las cosas que él hace. El simplemente no piensa antes de actuar", dice Remus  preocupado.
            "Estoy de acuerdo contigo. Debemos de continuar buscando alimentos. Es posible que esa voz sea una trampa.  Esa voz no puede ser real. Nadie puede cantar con ese crescendo tan fuerte por tanto tiempo", asegura el Líber   .
            Mientras Líber  y Remus  discuten que hacer, ven en la distancia a Viator volando en su dirección. Sus pequeñas  olas no se ven de lo rápido que vuela.  Parece que un predador lo persigue y parece volar por su vida.   Se quedan mirando en su dirección y no ven a nadie persiguiendo…
            "Te dije que se iba a meter en problemas. ¿Que habrá hecho ahora"?  Comenta Remus mientras se prepara para levantar vuelo.
            "Estoy muy nervioso, y yo digo que nos vallamos antes de que el llegue a donde estamos. No quiero saber que lo persigue"!  Dice Líber  con la voz temblorosa y levantando vuelo lo más rápido posible en dirección opuesta a Viator.
            "Esperen. Esperen", escuchan en la distancia los gritos de Viator.  A pesar de ser el más joven y rápido de todos, está bien cansado de volar tan rápido para alcanzarlos.
            "¿Por qué no me esperaron y vuelan tan rápido?" Pregunta Viator sin ningún aire en sus pulmones.
            "¡Te vimos volando tan rápido en nuestras dirección que temimos por nuestras vidas!"  Le contesta Ruiseñor Remus.
            "Ustedes no van a creer lo que encontré. Esa voz angelical que escuchamos es de otro ruiseñor. ¡Tienen que verlo en persona! Tiene la voz más hermosa de todos los ruiseñores del mundo".
            "Estoy contento de que lo  hayas visto; pero tenemos que buscar comida si queremos sobrevivir el invierno," lo interrumpe el Líber  con su tono de urgencia en su voz. No tenemos tiempo para esas cosas", continua el diciendo.
            "Que tonto soy. Se me olvido decirles que él tiene comida suficiente para un año, y que está dispuesto a compartir con nosotros", le comunica Viator bien emocionado. La busca finalmente ha terminado.
            "Suena muy bueno para ser realidad. ¿Por que quiere el compartir su comida con nosotros? Eso me huele a una trampa", asegura Líber.
            "Yo no sé como ustedes viven en este mundo. Tienen miedo aun de sus propias sombras, y no confían en nadie. ¿Por qué se les hace tan difícil creer que otro ruiseñor está dispuesto a compartir su comida con nosotros? Sigan su vuelo sin mí si le parece bien, pero si desean vivir les sugiero que me sigan", le dice Viator frustrado mientras levanta vuelo.  El siempre los había escuchado pero sabía que  el tiempo de volar solo había de llegar - solo que no esperaba que fuera hoy. Sus indecisiones y temor ahora amenaza su misma sobrevivencia. 
            Líber  y Remus vuelan des tras de Viator cuidadosamente y sin saber que esperar…  
Capitulo 2
            Viator llega a donde a donde el ruiseñor cantante  y se acerca a él.  Sin embargo, Líber  y Remus se detienen en el mismo aire tan pronto ven a Amador. Ninguno de los dos pueden creer  lo que están viendo.
            "Esto es una trampa! Te dije que era una trampa! Yo me voy de aquí". Repite Líber   en pánico.  Sus plumas se alborotan y a pesar del viento frio, siente su cuero sudar. Sus alas y patitas tiemblan ahora de temor; y apenas puede mantener el balance.
            "No es tan mal como parece. Yo sé cómo te sientes, pero necesitamos comida", le dice Remus racionalizando su situación.
            "Esta bien. Iré contigo  pero prefiero mantener la distancia", dice Líber  con una voz temblorosa y a penas capaz de hablar una sola palabra del miedo.
            "¿Cómo puedes cantar tan lindo aun siendo preso en una jaula? Pregunta Remus tan pronto ve a Amador.
            "Soy un ruiseñor y fui creado para cantar",  contesta  Amador con un  crescendo fuerte de facilidad en su voz. 
            "¿Ustedes no cantan?" Le pregunta Amador  con gran confusión en su voz.
            "Si, cantamos pero…", le esta Remus contestando cuando escucha en la distancia la voz de Líber  diciendo con voz alta:
            "El no sabe. El no sabe. Tienes que explicarle".
            "¿Qué es lo que no sabe?  A la verdad es que yo no los entiendo tampoco". Pregunta y asevera bien alarmado Viator.
            "El no sabe que es un preso", contesta el Líber  .
            "Yo soy un ruiseñor y no estoy en ninguna cárcel! Este es mi hogar.  ¿Qué les hace pensar que estoy preso"?
            "Ya veo que en verdad no sabes nada.  Por favor déjame explicarte tu situación. Pero antes de hacerlo,  contesta mi pregunta: ¿Naciste en la jaula?"  Pregunta  Remus tomando cargo de la situación.
            "Si, nací en la jaula así como mis padres y sus padres.  La puerta de la jaula siempre ha estado abierta desde que tengo memoria. Puedo salir si deseo; pero nunca he tenido deseos de hacerlo". Contesta Amador respetuosamente y con una melodía corta en su tono.
             "Remus y yo nacimos en una jaula así como tú.  A pesar de que te puedes escapar, tú no tienes deseos y te hiciste un prisionero aun sin saberlo.  Yo no sabía que era la liberta tampoco.  Sin embargo, sentía que la jaula me ahogaba. Que existía algo mejor para mi fuera de ella. Que no podía expandir mis alas y volar como mi corazón y todo mi ser anhelaba.   Soñaba conquistando los cielos azules. Sentía que  había sido creado para algo mejor. Así es que empecé a practicar volar lo más posible en la jaula sin descansar.  Un día dejaron la puerta abierta mientras entraban comida en la jaula y me escapé. Me prometí nunca más regresar a la  jaula. Prefiero la muerte a la jaula".  Esta Líber  diciendo cuando Remus lo interrumpe.
            "Por favor, Líber   no seas tan exagerado. La jaula no es tan mal. Yo nací y crecí en una jaula también. Nunca me molestó tanto como a ti. Un día encontré la puerta abierta y simplemente me  escapé . La vida fuera de la jaula es muy difícil.  Estamos   luchando por nuestras vidas simplemente encontrar  comida y agua. Otras aves te matan si no tienes cuidado. Tienes que preocuparte de la inclemencia de las temperaturas, y inmigrar a sur antes del invierno. En la jaula, nunca tuve que preocuparme por  esas cosas. Te lo dan todo - así como a ti. No te imaginas lo afortunado que eres. í Yo anhelo regresar a la jaula otra vez"!
            "¿Cómo te atreves a decir que deseas regresar a la jaula? Yo prefiero morir antes"! Lo interrumpe Líber completamente sorprendido y molesto de lo que está escuchando.
            "¿De qué te sirve la liberta si no tienes que comer"?  Lo interrumpe Remus bien agitado. "El invierno se acerca y nos vamos a morir si no encontramos comida. Es una muerte certera"!
            "No, la pregunta es ¿De qué te sirve la comida, y las comodidades de la jaula si no tienes libertad? ¿Si no puedes volar"? Somos ruiseñores y fuimos creados para volar y conquistar los cielos.  No para vivir en una jaula. Yo prefiero la muerte a vivir así"….Asegura  Líber.
            "Paren de pelear. Ustedes nunca están de acuerdo en nada. Yo no sé lo que es nacer en una jaula y haber escapado. A mí no me importa 'la libetad' o 'la jaula'"….     
            ¿"Cómo te atreves a decir que no 'te importa la libertad"? Lo interrumpe Líber    bien molesto, emocionado, y en voz alta. Ellos nunca lo han visto tan molesto como en ese momento.
            "¡ Eres un mal agradecido! Tú desconoces los sacrificios de los ruiseñores que murieron para que tú seas  libre.  No hay libertad' sin sangre, y sacrificios! Tu eres libre y puedes cantar, volar, y hacer todo lo que desees por el sacrificio de ellos. Así, es que no me digas que no te importa la libertad. La libertad lo es todo. Debes de disfrutarla y estar dispuesto morir por ella si fuese necesario....
Capitulo 3
            Amador, Viator, y Remus se quedan parado mirándose los unos a los otros sin poder hablar una sola palabra. Simplemente no saben que decir.
            "¿Podemos tomar comida? Pregunta de repente Remus a Amador rompiendo el silencio.
            "Por su puesto. Tomen toda las que quieran. Estoy seguro que me darán mas comida en la tarde."
            "Yo no voy a entrar a la jaula ni aun a buscar la comida. Prefiero la muerte", confirma Líber. Ellos saben como él se siente y no es necesario decir más.
            "No te preocupes. Nosotros entraremos y las sacaremos por ti", le informaron Remus y Aviator en un tono bien bajo.
            Viator y Remus entran y salen varias veces a la jaula y sacan casi toda la comida - la cual es más que suficiente para pasar el invierno.
            "Muchas gracias por la comida. Si deseas, puedes escaparte de la jaula y volar con nosotros", le dice Viator a Amador.
                 "¡Si, serás libre! Podrás cantar en las alturas de las montañas y tu voz se escuchara en todos los valles.  Eres un ruiseñor y fuiste creado también para volar y conquistar los cielos.  Imagínate volando alto en el cielo azur. El viento dándote en la cara mientras tus alas rompen mas y mas barreras todos los días.  Estoy seguro que la muerte te abrazara algún día en la jaula sin haber saboreado y experimentado la libertad", le explica  Líber  con mucha pasión en su voz.
            "¡No. No. No seas tonto! Exclama Remus. Quédate en la jaula. Tienes comida, agua, y todo lo que necesitas. Como te dije, la vida fuera de la jaula es muy peligrosa y debes de luchar arduamente simplemente para comer. Estoy dispuesto a cambiar de lugares contigo."
            Amador los mira a todos muy cuidosamente. Los había escuchado silenciosamente. La jaula le ofrece todo lo que necesita sin ningún peligro; pero la idea de ser libre, de conquistar los  cielos, y de cantar en las montañas altas lo excitan. El de repente encuentra la jaula pequeña y que no le permite abrir sus alas. Su corazón esta palpitando mas y mas rápido. Amador siente sus alas grande y anchas. El nunca las había sentido así anteriormente.  El nunca había pensado en escaparse anteriormente. El está ahora parado cerca de la puerta y la esta mirando fijamente. Sus alas están abiertas  y listas para volar. Lo desconocido fuera de la jaula lo paraliza; pero siente la libertad llamándolo.
            Amador ha vivido toda su vida en la jaula. De hecho, el siembre ha sido feliz, y nunca había contemplado escaparse hasta ahora. El nunca se ha sentido como un preso tampoco. Por lo tanto, el nunca había pensado en la libertad. La libertad solo existe en las mentes y corazones de los presos y de los oprimidos…

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Alerson Jaquez.
Published on e-Stories.org on 02/18/2016.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Everyday Life" (Short Stories)

Other works from Alerson Jaquez

Did you like it?
Please have a look at:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)