Gonzalo Nettle

Cámara oculta a Satanás

T.O.P   S.E.C.R.E.T.
 
Mediante una larga y compleja investigación que involucró a varias agencias internacionales de inteligencia se pudo comprobar que Satanás habita en la tierra con un cuerpo físico. Después de xxxxx años de trabajo conjunto y comprobaciones fehacientes de la veracidad de nuestras numerosas fuentes; Satanás ha accedido a una entrevista personal en su penthouse de xxxxx en xxxxx, ubicado en el continente xxxxx, en el piso xx de un edificio subterráneo.
Lo que usted está a punto de leer es un extracto de la transcripción producto de la filmación realizada al señor Seth Artorius Nastrorio.

La cámara enfoca a un hombre de entre 60 y 70 años sentado en un sillón amplio de cuero, viste un traje confeccionado a medida color negro de tres piezas, camisa de seda italiana color gris con el cuello abierto y zapatos de cuero de cocodrilo color verde oliva.

Entrevistador: Señor Nastrorio, gracias por acceder a esta entrevista con nosotros. Aclaramos que este encuentro es solo para que nos proporcione su versión personal acerca de su conocida y popular “fama”.

Satanás: No hay problema chiquito, no tengo tiempo tampoco para hablar de mis numerosos emprendimientos diversificados; si creo que es el momento de hacer alguna clase de descargo personal acerca de mi mal habida reputación, aunque quede enterrada en el fondo del pentágono. Tengo los huevos por el piso viste? a mí me hicieron una cama tamaño ACME desde el principio, yo no fui el que empezó el quilombo.
 
Entrevistador: Señor Satanás, a qué “quilombo” se refiere usted?

Satanás: Al “quilombo del principio pero no tengo tiempo para vueltas, vamos a hacer una cosa, hagámosla corta porque estoy ocupadito si?. Te voy a contar lo que pasó desde el principio y no lo voy a repetir.

 A continuación el señor Nastrorio bebe un sorbo de su vaso de whisky y retira del bolsillo izquierdo interno de su saco un cigarro grueso; lo enciende, toma una gran bocanada de humo y lo expulsa lentamente.

 Satanás: Bueno chicos y chicas, acá va mi versión.
      
 El señor Nastrorio se quita sus lentes de sol Gucci, sus ojos son color rojo escarlata. Se reclina en el respaldo del sillón y apoya sus codos en los apoyabrazos mientras entrelaza los dedos sobre su regazo; aclara su voz y el humo del cigarro empieza a oscurecer la visión de la cámara; el señor Nastrorio comienza a hablar:

 “En el principio estábamos de acuerdo; los humanos eran presa demasiado fácil para entregar todas las almas al Creador Divino, pero  era tan ambicioso; todo lo que admiraba cuando creciera. Cuando DIOS nos descubrió y se enfadó nos expulsaron y a pesar de lo que significó permanecimos unidos pero de a poco fue dejando de ser ÉL.
 En esos tiempos los humanos eran menos que ganado, pequeños trogloditas inocentes con instintos bestiales ja! atraparlos y llevarlos al matadero era por deporte. Los mutilábamos, les sacábamos lo que nos servía y esparcíamos los restos por todos lados.

Cuando empezamos a marcar la geografía con los arroyos de sangre que nos daba la faena diaria; en ese momento las campanas sonaron y nos preparamos. Estaban llegando.

Durante la oscuridad prevalecíamos, al salir el sol ellos nivelaban el marcador. Después de Eones de luchar, matar, robar mentir y seguir masacrando rebaños nos empezamos a quedar cada vez con menos recursos pero cada vez  era menos EL y los otros empezaban a preocuparse.

Experimentábamos con los cargamentos para mejorar la calidad del producto pero todo fallaba y mientras más sanguinarias las batallas El menos nos escuchaba. Las memorias de las cruzadas me empezaron a afectar hasta a mí. Le pedíamos que bajara la revolución pero no; ciego de sangre crueldad y codicia ya no era ÉL; se había convertido en ESO que se deleitaba cuando algún antiguo camarada moría acribillado en alguna escaramuza y se excitaba con inmensa lujuria al enviar de regalo al otro lado imágenes de ejércitos completos del enemigo desmembrados, empalados, quemados, torturados hasta la repugnancia y enviados de presente en cualquier tipo de recipiente; acompañado de purgantes infusiones.

Cuando los dolorosos gemidos de la más básica inocencia lo entretenían porque se sentía frustrado al no poder consumar su crónica de ajuste de cuentas y al no poder sentir nada por la cantidad de alimañas que cubría todo hasta el horizonte fue cuando con los demás dijimos basta porque la guerra estaba perdida hacía rato y nosotros lo fuimos notando a medida que nuestros ancestrales hermanos nos fueron desconociendo.

Hasta que gritando e insultando con lágrimas de lamento divino hacia nosotros nos llamaron “Los Caídos”.

 Comenzamos a conspirar en contra de BA´AL muy sigilosamente. Soportábamos con inmenso pesar mantener el exterior mientras rogábamos la capitulación y admitíamos con náuseas la infidelidad hasta que una noche nuestras plegarias alcanzaron nuestros desesperados anhelos.

 Metatron Él Escriba se encontraba en el límite del terreno con una rodilla apoyada y la cabeza baja. No había forma que se resistiera, tomó su forma y herramientas para licuarlo y se dirigió hacia él  inconteniblemente pero al alejarse demasiado fue cuando el estruendo nos usurpó.

Tomados de las manos y enceguecidos no sabíamos que estaba pasando; la polvareda fue tan potente que la noche se convirtió en una oscuridad absoluta y  el suelo bajo nuestros pies comenzó a revelarse.

 Estupefactos contemplamos quién era el campeón que había bajado y con infinita gratitud apreciamos nuestros complejos deseos consumados ya que el verdadero general del cielo había bajado personalmente a medirse con BA´ÀL.”

 El humo cubre totalmente la habitación al punto que la cámara no capta ningún tipo de imagen de manera nítida. El señor Nastrorio continúa hablando.

“Conozco todos los lenguajes y símbolos de cada nación terrenal desde el principio. Aún no puedo describirlo; es lo que lo que ingenuamente llama la raza terrenal “perfecto”.

 BA`AL seguía cubriendo sus monstruosas expresiones con su defensa cuando presintió la gravedad de su obstrucción; expuso ansiedad  ante la verdadera ira del CREADOR: “El Imbatible; “ÉL Divino Arrogante” “La Cobra Blanca Real”: LUZBEL.

Truenos partían el aire putrefacto, rayos iluminaban la Necrópolis y LUZBEL Se encontraba con su argumento en posición y listo para comenzar lo inevitable.

Cada vez que ESO erraba con su costumbre ÉL lo perforaba diez veces más con sus correcciones.

Cada vez que ESO intentaba atraparlo ÉL se elevaba y de sus brillantes alas llovían innumerables dardos sobre sus grotescas expresiones.

Cada vez que ESO intentaba aplastarlo ÉL lo escabullía y segaba en sus adicciones con las más filosas plumas.
Cuando los caudales de Fétidas Estirpes alcanzaron  el Precipicio BA´AL estaba olvidado. Su monumental arma mohosa por la cantidad obscena de fluidos manchados en la lámina había abandonado su garra Y de espaldas a la amnesia eterna ya expirando vociferaba blasfemias.Mirándolo directo a sus ígneos ojos bramó su último gemido.

LUZBEL dulcemente colocó una envenenada rosa blanca en sus fauces, armonizó hipnóticas melodías que sellaron sus orejas, pintó  y esculpió los peores diagnósticos de BA´AL  y apuntando sus fundamentos más lógicos su munición atravesó a la velocidad de la luz los canales sépticos del estrago más desmesurado con el que jamás me relacioné.

Acto seguido contemplamos con horror mis amigos y yo como Miguel, almirante de las hordas celestiales se acercó sigilosamente, tomó la lanza de LUZBEL y lo mató por la espalda, hechó ambos cuerpos al foso y bueno, el resto se darán cuenta cuando se despeje el humo.

Después de xxxxx minutos Se despeja el humo y la cámara vuelve a captar,  muestra a un  joven desnudo tatuado de pies a cabeza en lenguajes y símbolos ancestrales.  Los ojos están rojos pero de tanto llorar. Es fácil saber cuántos años aparenta en esta realidad, el  número 666 del más infame prisionero está estampado en la frente.


Y qué más querés escuchar boludo?. Recién cumplí la mayoría de edad, ni un testigo me cree!. Metatron cuentA lo que más le pintA YYYY listo!!!.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Gonzalo Nettle.
Published on e-Stories.org on 06/26/2016.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Satire" (Short Stories)

Other works from Gonzalo Nettle

Did you like it?
Please have a look at:

Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)