Sergio Lubel

El bien y el mal

Caminaban los dos discípulos y su maestro por el bosque,  cuando observaron que una liebre era devorada por un zorro.

El incidente ocasionó una fuerte disputa entre Yin y Yan, los jóvenes discípulos acerca del bien y del mal.

Al ver el Maestro Tao que el incidente tomaba un mal cariz, se acercó a ellos.

  • Vengan. Les dijo, tomemos un poco de agua en aquél riachuelo.

Los alumnos siguieron al Maestro cuando - De repente - Se encontraron frente a frente con un enorme tigre y un ciervo, ambos ocupados en beber sin molestarse mutuamente.

  • Maestro. Dijo Yin. Hemos observado un zorro comiendo una liebre y ha surgido entre nosotros una disputa sobre el bien y el mal, podría ayudarnos?
  • Con gusto dijo el maestro, que habéis visto que ha motivado semejante alboroto?
  • Ese malvado zorro se ha comido a la indefensa liebre…

En ese momento el ciervo y el tigre se miraron y se  echaron a reír.

  • Humanos. Dijo el tigre, sois la cumbre de la creación y no habéis aprendido nada…

El Maestro se echó a un lado, sin que Yin y Yan lo notaran…

  • El ciervo y yo hemos escuchado vuestra conversación y tenemos una pregunta para cada uno de vosotros: Quién de nosotros dos es el bueno y quién el malvado?
  • Yin respondió de inmediato: Vos, señor tigre, en cualquier momento haréis del ciervo vuestra presa. Mientras  Yan asentia.
  • Y decidme. Continuó el tigre, que sucedería si no cazara yo al ciervo?
  • Moriríais de hambre. Dijeron a coro los discípulos.
  • Entonces, yo soy la víctima. Dijo el ciervo, con una sonrisa socarrona…
  • Bueno, eso nos parece…

El Maestro Tao, que hasta ese momento había permanecido en silencio, tomó la palabra:

  • O sea  que - Según ustedes - El Tigre es el representante de la maldad y el ciervo de la bondad?. Entonces explicadme esto: Desde el punto de vista del tigre, el ciervo es alimento, mientras que desde el punto del ciervo, el tigre es un asesino…Y frotándose la barba miró a los discípulos. Preguntémosle al pasto, entonces. Dijo el Maestro.
  • Al pasto Maestro?.
  • Si. Si vuestra teoría es correcta, para el pasto el ciervo sería un asesino despiadado, que lo arranca y lo mastica sin que éste pueda defenderse…
  • Pero Maestro. Dijeron los discípulos, el pasto no es bueno ni malo…
  • Entonces el Bien y el Mal existen sólo en la mirada del observador…Aseveró el tigre…Veo que comenzáis a comprender…

Y volvió al bosque.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Sergio Lubel.
Published on e-Stories.org on 07/17/2018.

 

The author

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Philosophical" (Short Stories)

Other works from Sergio Lubel

Did you like it?
Please have a look at:

As se fu - Sergio Lubel (Life)
Pushing It - William Vaudrain (General)