Antonio Justel Rodriguez

Pálpiti e pálpiti

 

 

... mientras las gentes se aman y odian, y mientras ríen y lloran, y mientras se divierten y matan,

pálpiti e pálpiti, consciente, y sin descanso, prosigue latiendo y sustentándonos el mundo;

y ah, ah la ternura inmemorial e indescriptible que trasciende el velo u oquedad-sombra del aire,

[fuego escondido y vivo, oro puro de intensa e inmensísima luz]

ah la protección divina, ah esa dulce espera ante el error con su inefable piedad:

el ser humano cuidado, arrullado, inmensamente amado, besado y mimado,

pues que corre el agua, y, su sonido, impregna la hierba e inundando va de esplendores la vida;

... mas, sin embargo, y a veces, de repente, en el profundísimo altar y fulgor de una fiesta,

bajo el frenesí o aplauso de su deslumbrante brillo, por un instante, digo,

- por completo desolados y sin consuelo posible -

nos oímos gemir y llorar, llorar y llorar;

¿ ... somos acaso Orfeo, Tristán o Tannhäuser ? ¿ ... somos Eurídice ? ¿ Isolda ? ¿ tal vez Elisabet ?

¿ ...y uno u otro, dónde, dónde estamos en ese instante real de tal llanto terrestre, dónde...?

¿ en qué dolor sublime y en qué, en qué acto o pasaje de la obra,

quiénes somos, pues, y dónde, dónde estamos...?

pero las óperas, con sus excelsas músicas, llevándonos dentro y evocándonos,

avivarán la densidad del fuego oscuro, hasta lograr entrar en nuestro propio corazón

y descubrir el estigma-hiel de la indiferencia, la traición o el olvido;

... poética y cuánticamente, hoy, y aquí, es y está cualquier hálito, soplo o día por la tierra,

pues que aquí está el poema y su espíritu,

y de igual modo, presentes son y están todos los cuerpos, todas las almas,

y el multiverso lo ve, lo intuye, lo acoge y cuida, lo conoce y sabe;

por tanto, no, ya no se teman ni nos temamos entre nosotros más:

pendiente de mi fiesta y esperándome siempre, siempre, y aunque roto y loco volviese,

aún recuerdo los infinitos y amorosísimos brazos de compasión de mi madre.

 

http://www.oriondepanthoseas.com

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Antonio Justel Rodriguez.
Published on e-Stories.org on 10/11/2018.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Lyrics" (Poems)

Other works from Antonio Justel Rodriguez

Did you like it?
Please have a look at:

Prender la eternidad - Antonio Justel Rodriguez (Lyrics)
Le isole della pace (Übersetzung von Inseln der Ruhe) - Ursula Mori (Life)