Jaime Aguilar

12 de Julio




12 de Julio
Querida Susana:
Neurosis, amor y otros frascos se titula esta carta y es en agradecimiento a la comunicación que telefónicamente pude sostener anoche contigo; debo confesar que me hubiese gustado haberte tenido cerca de mí y no a miles de kilómetros de distancia, como en la práctica se dio; aún así, ratifico todo lo dicho en esa oportunidad y por ese medio. Anoche dormí bien, incluso más de lo común; seguí en la madrugada y durante los primeros albores; seguí y seguí y finalmente llegué tarde al trabajo.
Después de la conversación, me recluí en mi fiel e incondicional biblioteca, y deduje que podía recomendarte la lectura de dos libros. De uno ya se habló anoche, este el de Osho, "El libro del sexo" (del sexo a la superconsciencia) de Editorial Grijalbo, vale 17 mil pesos. Lo estoy leyendo, podría facilitártelo más adelante.
El otro se llama "La personalidad neurótica de nuestro tiempo", se consigue usado afortunadamente, es un libro de psicología y psicoanálisis, de divulgación masiva y selecta, a la vez. Su autora es Karen Horney. Fue uno de los primeros libros que leí cuando me inicié en el mundo de la academia. Urgente deberías leerlo, creo yo, antes de que se te vaya el tren, el de los libros, de eso estamos hablando.
Para la autora, la angustia es el núcleo fundamental de la neurosis. Todos los síntomas de la neurosis son expresiones de esta angustia o mecanismos de defensa del psiquismo para dominar o escapar de esta angustia. El libro se refiere al neurótico que vive entre nosotros, o sea nosotros, todos nosotros, con todos los conflictos, angustias, sufrimientos y dificultades.
Yo, pretenciosa y vanidosamente, en alguna oportunidad de mi vida, me inscribí o me inscribieron como un "cura neuróticos"; pero con el tiempo y con los años, mi propia neurosis o sea la de siempre me invadió y esa pretendida pretensión se alejó un poco.
Sin embargo, si se tratase de tu bella persona, o sea de tu propio malestar en la cultura, o sea de tu propia neurosis, podríamos conversar, podríamos hacer algún esfuerzo. Por mi parte, gustoso tendría que desempolvar mis destrezas de "curador"; por tu lado, no tendrías más remedio que el permitirme penetrar en tu mundo interno. Todo lo anteriormente señalado, sólo tendría valor si hablásemos de personas que actúen con alta capacidad de discernimiento.
Un fiel e incondicional servidor, un potencial curador.
 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Jaime Aguilar.
Published on e-Stories.org on 07/15/2006.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Emotions" (Poems)

Other works from Jaime Aguilar

Did you like it?
Please have a look at:

EL CURADOR - Jaime Aguilar (Emotions)
Pour une fille - Rainer Tiemann (Emotions)
The Power of Darkness - Ramona Benouadah (Fantasy)