Regina Sedelke

Otra vez Corona

Hola, soy Sassi, la informante del reino de los virus. Por muchos peticiones vuestras por una cooperación, decidimos hacer una breve declaración a nuestro punto de vista acerca de la situación actual y también cómo imaginamos una futura coexistencia pacifica.

De todos los especies, que viven en esta tierra, a lo mejor nuestro pueblo es uno de los más antiguos del mundo.

Pero en efecto somos tan pequeños, que hasta hace un siglo vivimos comletamente oculto.

Si no hubiera sido su especie con su extraordinario cerebro desarrollado, podríamos disfrutar hasta hoy día de una coexistencia pacifica.

 

Queridos humanos, les gustaría saber, de dónde viene nuestro repentina hostilidad contra ustedes. Piensan que les declaramos la guerra. Nuestros superiores me encargaron aclarar con todo detalle, que nunca queríamos algo malo para ustedes.

En este mundo hasta hace poco había lo suficiente espacio para todos. Todas las especies, cada una para si mismo, se preocuparon de mantener un equilibrio natural.

Pues bien, para decir la verdad, tenemos que admitir, que ya hace mucho tiempo hubierais tenido la posibilidad de destruir este equilibrio.

 

Pero los avances, que consiguió vuestra ciencia, muchas veces destruyeron ustedes mismos con sus propias guerras. Pocas veces tuvimos que intervenir con las epidemias, conocidas por ustedes.

Pero ahora observamos ya desde hace unos años con preocupacion creciente, que vuesta insensatez aumenta desproporcionadamente.

Vuestra codicia para tener cada vez más, les cegó a ver el daño que provocan. Ya es tiempo que vean que no pueden hacer todo lo que es posible para ustedes.

 

Nos gustaría brevemente llamar la atención a todos los animales, que producen y crian fabrilmente con el único destino a terminar tan barato posible en vuestros platos.

No es necesario mencionar especialmente como tratan a algunos miembros de su propio especie.

Vuestras rutas de vuelo en el cielo muchas veces están más frecuentadas como las autopistas en la tierra.

Sin sentido ni razón producen cada vez más mercancías, sólo para echar las más antiguas que todavía funcionan a la basura.

Ahora no siguiremos explicándolo, porque ustedes mismos saben bien de qué estamos hablando. En su lugar nos gustaría dejarlos saber cómo imaginamos una cooperación con ustedes:

 

A largo plazo no tengan ningún provecho, si se oponen por nuestros intervenciones y se aislan. ¿Cuánto tiempo quieren aguantarlo? Este comportamiento no corresponde a su inteligencia.

¡Paren de destruir nuestro mundo! Les damos seis meses para demostrar que a lo largo lo tomarán en serio.

Requerimos que ustedes reduzcan por lo menos un cincuenta por ciento su dañino compotamiento.

Tampoco pensamos en negociar con ustedes. Si no cumplen con nuestros exigencias, nos veremos obligados, a tomar más medidas, por otro modo nuestro mundo va a quedará destruido dentro de poco. Esto no podemos permitir.

Confiando en su cordura me despido ahora y espero que no volvamos a saber nunca más de ustedes.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Regina Sedelke.
Published on e-Stories.org on 11/15/2020.

 

The author

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Life" (Short Stories)

Other works from Regina Sedelke

Did you like it?
Please have a look at:

Me di cuenta - Regina Sedelke (Life)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)