Jona Umaes

Una pausa

 

          Estimado Pedro (para que veas que te aprecio), han pasado muchas cosas de unos años para atrás. Me detengo un momento, pero poco rato, ¿ok? Voy a imaginarme que me siento en lo alto de un mojón a tomarme un bocata de salami mientras desarrollo esta carta. Te escribo desde mi presente para informarte de lo que está por suceder. No espero que me creas, te conozco como a mí mismo. Sé que leerás esto incrédulo y lo tirarás a la basura.

 

          Tú y yo sabemos el susto que te diste hace unos años. Nos cambió la vida, ¡y de qué manera! Fue un punto de inflexión. No tengo nada que reprocharte, al contrario. Es pérdida de tiempo lamentarse del pasado. También ocurrieron muchas otras cosas buenas. Ahora pienso que, si hubieras visto la vida antes como después de aquel incidente, quizás habrías vivido mejores momentos, pero como te digo, déjalo estar. Mi presente es consecuencia de tu pasado, siempre se me olvida. Descuidas un poco a la familia, pero ¿quién no lo hace? A veces los problemas nos sobrepasan y no vemos más allá de nuestras narices. Ves las cosas que ocurren a tu alrededor y te crees intocable hasta que llega tu turno. Ve a ver más a tu madre, no es que le vaya a pasar nada, pero nunca se sabe. En los próximos años las circunstancias van a hacer que veas más a tus tíos y primos, a los que tan olvidados tienes. Da pereza las visitas, ya lo sé, pero acuérdate de mis palabras cuando llegue el momento. Muévete antes de que sucedan las cosas. Ojalá me hicieras caso.

 

          Vas a viajar mucho, por distintos motivos. Disfruta de esos momentos y no esperes lo que no está en tu mano. Sabes a lo que me refiero. Si algo tiene que pasar, pasará. Si no recorres toda España, poco te va a faltar. También irás al extranjero, a sitios que siempre quisiste ir. Del resto ya me encargo yo. Voy de camino.

 

          Retomarás la natación. Nunca debiste dejarlo. Te vas a poner en forma y eso hará que te sientas fenomenal. Hasta puede que ganas algunas medallas. Ya sé que a ti eso te da igual, que siempre vas hacia adelante sin pararte, pero al menos, en esos momentos, podrías detenerte a celebrarlo. No sé para qué te digo nada, te entra por un oído y te sale por el otro.

 

          Te vas a comer el mundo, aunque eso no quita que te lleves algunos disgustos. Ya sabes que la vida a veces no es justa, pero se te pasará. Papá decía que tras la tormenta llega la calma. Siempre habrá tormentas, pero pasan, no te preocupes por mucho tiempo, no merece la pena. Aprenderás a manejar esas situaciones, ya lo verás. Vas a conocer a mucha gente, aunque pasarán fugazmente. El amor llamará a tu puerta unas pocas veces. Disfruta porque eso también pasará. Te diría que no te tomases las cosas tan a pecho con ciertas personas, ni con la mala suerte, pero si ni yo mismo puedo ahora, tú menos vas a ser capaz.

 

          Vas a explotar algo que está dormido en ti. Sabes que lo tienes, pero hasta ahora apenas si se ha manifestado. Me refiero a tu creatividad. ¿Y de qué forma? En poco tiempo lo sabrás. Ahora que lo pienso, aquello comenzó cuando tenía que hacerlo. Es de esas cosas que no eliges, simplemente algo sucede y todo empieza a “rular”.

 

            Las crisis nocturnas seguirás teniéndolas. Ya sabes que es nervioso, no le des más vueltas. Eso es para toda la vida. Seguirás asustándote cuando te ocurra, unas veces más que otras. Solo permanece tranquilo, es la mejor medicina para eso. Tu corazón está fuerte y no tienes que temer por él.

 

          Me gustaría evitarte tantos disgustos y que actuaras de otra manera, pero es que por mucho que me esfuerzo no logro recordar muchas más cosas. A veces pienso que tener mala memoria, más que una maldición es buena cosa. No tanto en los estudios, pero sí para soltar lastre y disfrutar mejor de todo lo que está por venir. En eso también he cambiado. Quizás mi mala memoria sea a conciencia. Ojalá te dieras cuenta antes de lo que lo hice yo.

 

          Se me ha acabado el bocata y tengo que continuar. Sé que esto no es tiempo perdido. Ha estado bien pararse un poco. No es algo que suela hacer.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Jona Umaes.
Published on e-Stories.org on 11/06/2021.

 

The author

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Life" (Short Stories)

Other works from Jona Umaes

Did you like it?
Please have a look at:

Dos tortolitos - Jona Umaes (Love & Romance)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)
Pushing It - William Vaudrain (General)