Jona Umaes

SDA

¡Madre mía, la que está cayendo! Me está entrando un soponcio que voy a tener que parar. De todas formas es la hora de comer y necesito un café para espabilarme.
¡Qué gracia con el aviso! "Si tienes sueño no conduzcas" Justo lo que tenía en mente.

¡Mira que bien! Un área de servicio a kilómetro y medio. ¡Miedo me da salir!, 42 marca el visor. Voy a dejar el coche a la sombrita, que no quiero achicharrarme a la vuelta. ¡Uff! ¡Vaya pinta tiene este plátano! Me lo voy a comer antes que ya no se pueda ni pelar.

Esa mujer está alterada. ¿Qué le pasará? No encuentra el bolso en el coche. La pobre, igual se lo ha dejado de camino en algún sitio. ¿Yo llevo mi cartera, no? Sí, ¡aquí está!

Aquí dentro tienen el aire tan fuerte que parece me esté dando una ducha de agua fría.

—¿Cómo está el tema en la calle?
—Caliente, caliente. Pinta mal la cosa.
—Sí, lo dijeron en las noticias. La ola de calor continuará dos días más.
—Deme una rusa y un café solo con hielo, por favor.
—Marchando...

Voy mientras al baño, aunque esté fuera, será unos minutos sólo. 

¡Qué rica la ensaladilla! ¡Fresquita! No tengo mucha hambre, pero algo hay que comer. El "solo" parece que ya se ha enfriado. ¡Aquí no tienen ni idea de lo que es un buen café! ¡Valiente minucia! No sé si me servirá de algo.

Aún me quedan 400 km por delante. ¡Esto me lo hago yo en un periquete! Las 2.30h, aún es temprano.

¡Dios! ¡Qué sueño me está entrando! Puedo aguantar, es solo durante un rato, luego ya se quita. Ya has pasado por esto otras veces. Vamos a darle caña a la música.

¡Uff! Se me cierran los ojos, voy a tener que parar. Estas rectas son interminables.

 ¿Qué es ese ruido? ¡Ostias! ¡Que me salgo! ¡Madre de Dios! ¡Qué susto! ¡La banda sonora! ¡Me ha salvado! ¿Cuántos segundos habré tenido cerrado los ojos? ¡Esta maldita recta, no se acaba nunca! ¡El corazón! ¡Joder, qué me pasa! ¡Tengo que parar! Las 16.00h ¡Por poco si no lo cuento! ¡Paco! ¡Insensato!

Aquí hay un área de servicio. Es la misma en la que paré cuando iba de ida. 

—¡Un café con hielo, por favor!

Necesito sentarme. Me tiemblan las manos. Tranquilo, ya ha pasado. ¡Dios!, y pensar que me podía haber estrellado... Has estado muy cerca ¡Más que nunca! Si no me llega a despertar la banda sonora... ¡Bendita sea! ¡Qué mal me siento! Me quedaré un rato aquí a que se me pase.

Me quema por dentro. ¡Estás aquí, Paco! ¡Es lo importante! Se me están saltando las lágrimas. Has sido un inconsciente. ¡Piensa en tu familia, joder! Te mueres y ¿qué hay de tu familia? ¿Has pensado en eso?

Necesito contárselo a alguien. Tengo que sacármelo de dentro. Me está consumiendo. Voy a escribirle a Isabel. Me odiará por ello, pero ¿a quien más puedo contárselo? Me matarían si lo supieran... Sí, voy a escribirle. Ya lo leerá, estará ocupada, bastante tiene con sus cosas.

Ya parece que se me pasa un poco. Tengo que llegar a casa cuanto antes y dejar atrás esta maldita carretera. Le pisaré fuerte, aún me quedan kilómetros.

¡Otra vez el sueño! No se me quita. La mala noche de ayer me está pasando factura. Tengo que parar. El café no me hace efecto.

¡Por fin un café en condiciones! Se nota que ya estoy en Andalucía. ¡Pero qué torta de calor me espera fuera!

¡Madre mía! ¡Esto es un horno! En una hora estás en casa. ¡Un último achuchón!

La avenida de siempre. ¡Al fin en Málaga!

ADS (Amor, dinero y salud). Parece que hay una nueva peli en el cine. Tiene toda la pinta de que es para jóvenes. El cartel lo tiene todo: sexo, acción y belleza. Deberían clasificar las pelis por madurez más que para menores y mayores. De jóvenes se piensa con las hormonas, el trabajo también es importante claro, pero la salud es secundario. El tiempo de recuperación de una enfermedad es directamente proporcional a la edad. En mi caso, cambiaría las siglas por las de SDA. El tiempo pasa tan rápido... lo importante es tener un buen colchón para la jubilación, pero sin salud no eres nada. Ya he vivido gran parte de lo que tenía que vivir, pero después de lo de hoy, voy a exprimir cada segundo de lo que me queda. Esto no se me olvida en una buena temporada. Después de todo, el aviso en la carretera sobre el sueño fue profético. Deberían poner bandas sonoras en todas las carreteras, son un seguro de vida.

Nunca pensé que una siesta a tiempo pudiera salvarte de una muerte segura.




 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Jona Umaes.
Published on e-Stories.org on 08/05/2023.

 
 

The author

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

More from this category "Life" (Short Stories in spanish)

Other works from Jona Umaes

Did you like it?
Please have a look at:


Tierra - Jona Umaes (Life)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)