Maria Teresa Aláez García

En qué fallan las religiones, filosofías, etc...

EN QUÉ FALLAN LAS RELIGIONES, FILOSOFIAS, ETC…

El texto redactado a continuación es una opinión propia que no compromete a nada ni a nadie y es fruto de unas elucubraciones – llámense reflexiones si se desea – de la autora del texto. Mezclando sus escasos conocimientos sobre religión, filosofía, antropología, con lo que recuerda – escasamente – haber leído en unos pocos libros y periódicos y con mucho de opiniones personales ajenas y de calentamientos mentales ajenos y propios combinado todo con los prejuicios y traumas resultantes de la educación recibida, de la experiencia y de juicios emitidos apresuradamente y sin reflexión previa – por eso son elucubraciones.

Por otro lado, soy católica y creo en Dios aunque no voy – ni quiero ni lo deseo ni es mi intención – convertir a nadie al catolicismo ni al cristianismo ni voy a excusar nada ni a justificar nada ni cosa similar. En cuanto a ciertos temas si quieren saber mi opinión, una cosa son las ideas y teorías filosóficas – aunque producidas y gestadas por mentes humanas y resultado de todo lo que he puesto ahí arriba para mi caso – y otra las personas y sus intenciones en cuanto a la satisfacción de sus necesidades personales, sociales, etc… y una no sustenta ni justifica la otra ni a lo uno se lo puede juzgar poniendo lo otro como punto de referencia. De igual modo a todo se le debería exigir la misma exactitud y no se exige y gente mala y buena hay en todos los sitios, estratos, culturas, etnias, clases, clasificaciones, etc… Somos humanos, somos imperfectos, no tenemos todo el conocimiento ni tenemos toda la razón y no somos dioses aunque nos veamos perfectos en nosotros mismos si pensamos que tenemos todas nuestras necesidades cubiertas y hemos conseguido en la vida lo que deseábamos. Enhorabuena para estas personas pero eso no implica ni la perfección ni que puedan emitir juicios ni que puedan valorar en mayor o menor medida nada porque no nos damos cuenta de que no tenemos  todos los datos ni todas las referencias para hacerlo.

Tras un rollo, pasemos al otro.

A la vez que hago esto, estoy con mi hijo haciendo deberes y corrigiendo un texto. Así que disculpen todos los errores, graves y leves.

No sabemos ni si existe Dios ni si no existe. Todo lo que los seres humanos han fraguado en cuanto a la existencia o no existencia de Dios, en cuanto a su ataque y a su defensa, ha salido de su mente, de la educación, de la necesidad de su supervivencia y de su seguridad, de justificaciones sociales, etc… No hay teorías científicas ni pruebas evidentes de su existencia pero tampoco de su no existencia. Así que no entiendo cómo es posible que se organicen los desbarajustes que se organizan si nadie puede asegurarlo ni a favor ni en contra. Se tienen unas referencias de seres humanos que dicen haberlo visto, haberlo sentido, haberlo escuchado directa o indirectamente y han dado su testimonio como de otras muchas cosas y de otros muchos seres y tanto ellos son libres de manifestar sus experiencias, sean ciertas o no, como otros de creérselas o negarlas. Pero lo que ha organizado el ser humano para tener la razón, justificar y darse importancia es increíble y los dogmas y toda clase de referencias que se tienen en cuanto a ello y las argumentaciones espantosas en cuanto a la existencia y no existencia de Dios y las consiguientes pérdidas de tiempo y las excusas en cuanto a gente que no quiere trabajar, que es egocéntrica y que quiere sólo ser satisfecha sin mover un dedo y a costa de los demás, también es increíble. Como el no intentar esclarecer el que una teoría sea verdadera o no. Con las vueltas que da el mundo, con los nuevos descubrimientos, con el material que tenemos en nuestras manos y que sigamos igual, es también increíble.  Yo creo porque es la opción que he elegido y porque lo siento así al igual que otros que no creen porque es la opción que han elegido y lo sienten así. No somos ni unos ni otros mejores ni peores y nuestras opciones y opiniones son respetables y tan dignas de ser tenidas en cuenta como dignas de ser tiradas por tierra o de ser debatidas. En ello estriba la esencia de la libertad. Ahora que ninguna idea merece ser defendida con vidas, sangre o pérdida de dignidad.

No sabemos realmente si existieron los grandes hombres. Tenemos referencias, textos escritos, firmados pero aún así, pudieron ser plagios.  No lo sabremos por ahora y los textos pueden haber sido manipulados de todos modos. Pueden haber existido o no y hasta que se construya la máquina del tiempo para dar marcha atrás, no podremos dar una opinión que merezca la pena. De todos modos, tal y como somos, a ver qué opinión se puede tener en cuenta puesto que hay tantas opiniones como seres humanos en el planeta. Y todas las opiniones, digo como antes, mientras no precisen para su defensa o ataque de la pérdida de vida, sangre o dignidad, son igual de respetables.

Si en realidad no tenemos nada claro y sabido, si no tenemos nada realmente tangible y lo que tenemos tangible está realizado por los hombres. Sabiendo que todo es efímero igual que lo es el hombre y sus obras.  Para qué el matarnos. ¿Para hacerlo más efímero todavía? Esto es otro tema para otro rollo.

Las ideas expuestas en las religiones y filosofías no dejan de ser buenas. El ser humano necesita algo que dure y perdure para tener seguridad. Necesita una esperanza. El ser humano puede confiar en sí mismo y en sus fuerzas pero sabe que se acaba. No nos preparamos para eso. No nos preparamos para nacer, crecer, vivir, reproducirnos y morir y sabemos que nuestra vida es corta aunque los científicos vayan alargándola y vayan dándonos mejoras en la vida, cosa que está muy bien hecha y que ojalá continúe y en lugar de destinar el dinero a matarnos lo destinen a curarnos. Pero parece que lo efímero de nuestra vida habla de la cortedad de existencia de lo material. Nuestro planeta desaparecerá o será inhabitable cuando el sol vaya creciendo y tendremos que buscar un lugar en otro sitio. En lugar de pensar al menos en las bondades de los seres que poblamos el planeta, vivos o inertes y en lugar de pensar en la perdurabilidad, pensamos en pequeño en lugar de pensar en grande. Las filosofías y religiones intentan pensar en grande para garantizar el futuro de lo pequeño.  Y como los seres humanos somos así de buenos, perfectos, listos, inmortales y poderosos, en lugar de servir de puente entre lo grande y lo pequeño y mirar para arriba y hacer lo pequeño, grande y lo escaso, numeroso,  lo hacemos al revés.  Eso de creced y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla, se entendió como creced, multiplicaos y matad y avasallad a todo lo que encontréis en la tierra, de modo individual y no colectivo. Tierra es lo que hay en nuestro planeta y en el resto de los planetas, todo es carbono e imagino que habrá otras cosas que no habremos descubierto pero que seguro que anda por todo el universo porque todo es lo mismo y todos somos lo mismo. Pero el ser humano adapta hacia sus necesidades. No someto Marte sino el campo del vecino para que trabaje para mí. No me someto a otras criaturas o pacto con ellas – no sabemos qué encontraremos en otros lugares o si hay alguien como nosotros por ahí – pero si encuentro algo lo mataré sin preguntar o lo someteré en lugar de observar, conocer y aprender y dar a conocer lo mío – aunque si han venido de visita y no hemos acabado con ellos, se habrán ido muertos de vergüenza ajena si no son peores que nosotros, en cuyo caso seremos héroes..  espero que no – y compartir, sobre todo.

Qué ha fallado en religiones, filosofias, teorías sociales… Ideas buenas como las de la igualdad de los seres humanos en la tierra, la paz, la honestidad… todo al garete porque se ha usado para manipular a la gente. ¿Dónde hay una idea que no cueste dinero o pida donativos o vidas o seguidores? Me da pena ver que todas piden algo. Dinero, seguro. Esfuerzos, gente, para un guía o maestro. Apostolado y por último, la vida incluso. ¿Es que no aprendemos nada de la historia? ¿O es que no conviene que aprendamos nada de la historia? ¿Por qué se usa la historia como arma ofensiva y como argumento para atacar? En cuanto cualquier teoría que puede dar al ser humano dignidad, respeto y valor en sí mismo y ánimo, aparece, se le da apoyo pero pidiendo donativos. Y la gente que necesita que se la cuide, que se la enseñe, que se la quiera, que se le dé una esperanza porque así nos han educado desde niños, da lo que haga falta. Parece mentira y a mi todo esto me da vergüenza ajena. No me importa tirar piedras para mi tejado y lo hago.

Pocas veces he visto – pocas pero sí, las he visto – a gente que ofrezca su amor, tiempo y cariño desinteresadamente sin pedir nada a cambio: no piden reconocimiento, no piden dinero, no piden nada. Lo dan porque sí. No quieren sentirse orgullosos de haberlo hecho, lo hacen porque les sale así, porque son así, porque quieren vivir así.  Se han de callar, guardar, esconder para que no las critiquen por sus fallos porque hay gente dogmática que piensa que si uno es bueno lo es para todo pero si es malo sí puede ser bueno. No, no es así. Somos como somos con errores y defectos y así hemos de ser aceptados, siendo cada uno como queramos ver. Claro que hay cosas que se cuidan: la supervivencia del ser humano, del resto de las especies, de las tradiciones – las buenas que no violentan la vida y la dignidad - la sinceridad, la libertad.  No se puede valorar a la gente por cómo vista ni por su dinero ni por sus gustos ni siquiera por sus amistades. Bueno, pues si se estudia la historia de cualquier religión o creencia, se puede ver que empiezan todas bien hasta que se meten los poderes sociales en ella o ella en los poderes sociales, da igual.  O elementos que la usan para su propio oficio o beneficio, para avasallar a su contrario, para tener poder o para ganar dinero para satisfacción personal y aberración. Normalmente en todas estas religiones y filosofías y teorías, el maestro está al servicio del alumno. Malamente cuando se deja llevar por el énfasis de sus alumnos y se deja subir al poder, ennegreciendo de este modo todo lo que había conseguido de bueno toda la vida. Malamente igualmente cuando la religión no está al servicio del hombre y ocurre al contrario. Malamente cuando el hombre mata por una idea que predica el no matar. Malamente cuando el hombre se enriquece por una idea que predica la pobreza. Etc…

En fin. En cuanto la idea se humaniza y en lugar de subir por acciones que la apoyan sinceramente y  desinteresadamente se apoya en todo lo contrario a lo que predica, mal va.

Y yo soy católica, sí. Pero he usado mi libertad de expresión para decir lo que pensaba y mi libertad de acción para hacer lo que fuera menester. Me equivoqué o no. Pedí perdón o no. Hice lo que sensatamente y bajo mi leal saber o entender fue mejor y tuve que enmendar muchas cosas.  Y no me he sentido coaccionada. Ahora que tanto en todas las religiones como en la política y en la banca entra gente con dos caras, que hacen las cosas maravillosamente, manipulan y convencen maravillosamente de lo buenos que son hasta que dejan de ser buenos y lo primero que hacen es eliminar a quienes les han visto venir. En todas.  O echarlos a un lado. Sociópatas y psicópatas y manipuladores hay en todos los sitios. Antes no había test psicológicos para realizar y detectarlos. Ahora sí. No sé a qué esperan. O tendremos que pagar y endiosar a los médicos y a los psiquiatras y crear otra religión o filosofía científico- médica  para que resuelvan eso y que la humanidad cojee por otro lado…

Es mi opinión.

Y sí, creo en Dios y para mí, existe. No sé cómo probarlo pero es que, la verdad, tampoco lo necesito ni me hace falta y quien quiera encontrarlo, que lo busque como hice yo.

Pero… si ve que no va a ser posible o lo suyo no tiene solución, la verdad, que no pierda el tiempo. En esta tierra hay gente y situaciones que nos necesitan con más tiempo y más urgencia que la filosofía. No sobran manos ni corazones dispuestos ni amor y seguro que más de un no creyente, ateo y agnóstico tiene de sobra y da igual que los creyentes de cualquier religión o quizás más y mejor. Me consta.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 01/17/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Politics & Society" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Contenido web Lycos Pernelle 1 - Maria Teresa Aláez García (Science-Fiction)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)