David FernŠndez Tamayo

AMANECER

Una noche extrañamente iluminada por la luna, haciendo mi guardia entre los muros de la Gran Mansión, me percaté de algo que sobresalía de entre las grandes piedras. Al tirar del objeto, ví que era una especie de cuaderno. Me lo guardé en el bolsillo de la gabardina y seguí con mi tarea.
Cuando llegué a mi habitación, abrí el cuaderno y me dí cuenta enseguida de que era un diario.
A continuación reproduzco las últimas páginas de lo que fue una vida atormentada
 
DIARIO DE ALFREDO KROST
Viernes 01 de junio
Un día más, igual al de ayer, y al de antes de ayer, y al otro, y al otro.
Ya no recuerdo cuánto tiempo llevo así. Vigilo los muros de la Gran Mansión del ala Este al Oeste, y cuando llego a un extremo, media vuelta y a empezar. Conozco cada brizna de hierba que piso, cada recodo del muro. Conozco noches lluviosas y ventosas, calurosas y heladoras, pero siempre es igual. Ya no aguanto más, mañana sin falta hablaré con alguien para que me cambien de servicio.
                                   Sábado 02 de junio
Me han denegado el cambio. No sé qué hacer. Aquí no tengo amigos, sólo trabajo recorriendo el muro noche tras noche hasta el amanecer, que por cierto nunca veo. Luego a comer y dormir y vuelta a trabajar. ¡Por Dios, es desesperante¡
                                   Domingo 03 de junio
Esta noche he matado a un hombre, estaba borracho y estoy seguro que no sabía dónde estaba. Cuando se ha acercado a mí ha dicho algo ininteligible y mi contestación ha sido cogerle la cabeza y romperle el cuello. Por lo menos no se ha enterado de nada. Algunos compañeros me han felicitado pero sigo sintiendo el mismo vacio de siempre. Ya ni siquiera matar me motiva.
                                   Lunes 04 de junio
Hoy ha venido a mi posición el Jefe Supremo, tiene muchos años pero mucho vigor, tanto que le supura por los poros de su envejecida piel. Estoy seguro que, a pesar de su edad, una lucha cuerpo a cuerpo contra él no tendría la más mínima opción. He pensado en pedirle el cambio de servicio pero ni siquiera he conseguido aguantarle la mirada más de un segundo. Soy un cobarde.
                                  
Martes 05 de junio
He tomado una decisión. Sin posibles para salir de aquí, encerrado en esta maldita prisión, condenado a recorrer el muro cada noche, lo mejor es abandonar.
Sé de sobra que si escapo me encontraran y me mataran, así que¡ sí¡, abandono. Hace mucho tiempo que no veo un amanecer y quiero ver uno. Sé que incumplo órdenes y que es mi muerte segura, pero prefiero morir a seguir así, al fin y al cabo yo no elegí esto. Ellos me convirtieron a ésta secta putrefacta llena de muerte y podredumbre.
Dejaré éste diario entre las piedras del muro bien adentro. Algún día espero que lo encuentre alguien y que le abra los ojos de ésta no vida que me consume.
¡¡ADIOS¡¡
 
Resulta que yo hago la misma guardia que hacía el tal Alfredo Krost, pero afortunadamente no estoy desesperado como él. Ésta vida me gusta y amo al Jefe Supremo más que a nada en el mundo. Él me convirtió y le estaré eternamente agradecido. No obstante, respetaré la memoria de mi antiguo compañero muerto y dejaré el diario donde lo encontré.
Así pasaban lentos  los minutos y las horas pensando cuánto tiempo llevaría Alfredo Krost  haciendo éste servicio, y si se le hizo tan duro como para empujarle al suicidio, aunque en lo más hondo de su negro ser, notó una punzada de envidia.
“Pudo ver amanecer” – pensó – “eso es algo impensable, todo el mundo sabe que a los vampiros los rayos del sol nos destruyen” 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of David FernŠndez Tamayo.
Published on e-Stories.org on 05/09/2012.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Horror" (Short Stories)

Other works from David FernŠndez Tamayo

Did you like it?
Please have a look at:

DIAS DE MAYO - David FernŠndez Tamayo (Crime)
Pushing It - William Vaudrain (General)