Vicente Gómez Quiles

AMANTES DEL OLVIDO

 
Hoy no será el principio de todo ni el final de nada
como una aurora boreal que pasa pero no calienta,
con tantos años acumulados no te importará lo que digan
aunque necesitarás de sus acostumbradas críticas.
En el recodo del alma sigo plantando semillas
que difícilmente germinarán en la bruma
como el magistral equilibrio de la naturaleza
será mucho derroche para poder sobrevivirme en tu causa.
Sin ser otra voz deberé acompañar ánimos y ventura
a una tierra que agoniza, tristemente alegre en líricas heridas…
 
(Antes que la boca fue el ombligo.
Aunque no me abrazaras madre
tu reloj de tierra dio cobijo.
Improvisé clonando del amor
un cielo amamantando olvido...)

En estratos posteriores... 
Mola cuando ríes.
Lloras si finjo.
Engatusas fantaseando
asteroides de payasa
chispeando por el camino.
Venus de lunas lánguidas
tiritan en tus ríos limpios.
Circense encrucijada
si me besas cuando no miro.
Tu nariz me sonroja
descubiertas las mejillas
somnolientas del labio.
 
Yo cantaría al negro tul
si las estrellas supieran
traerte siempre conmigo.
 
Si mi alba te abrazara
la propia noche su delirio.
 
Darlo todo y
no recibir nada a cambio
puede compensar
mis carencias.
Un trayecto invisible
de la otoñal hoja
hace volar mi espíritu
buscando tu cuerpo.
 
No me importa
falsa divinidad
regurgites
en la propia masa encefálica.
No mata la muerte.
en mis horizontes pierdes la sombra
y la sal del mar nos trae perjuicios.
 
Huella delirante de la búsqueda
desprendiéndose de mí, me sobrevivo.
                  
Del vacío vine sin ver,
¿para qué mirar el infinito?
 
Sin llaves que abra el arcano del sol.
Un deshielo con fallidas oportunidades
me cobija los sensitivos sentidos.
 
A un asediado territorio del gozo (pregunto:)
¿Habrá más mañanas?
Sin respuesta satisfactoria
siquiera ligera muesca de sonidos,
para sentirme mejor humano
ya ni me interrogo
entre balsámicos oráculos íntimos.
Sólo Tú. Mi amor. Eres mi claridad oscura.
Antes de que la botella se acabe,
sorbo a sorbo rastreo los luceros de tus ojos
en esta noche inmensa…
 
O tal vez permaneceremos siempre alquilados
a un tiempo fingido;
sin pretensiones ni recursos ¿se cobrará nuestro dueño?
Todos los albores constantes
parecen distintos siendo meros espejismos.
¿Por qué no tornarán las mismas golondrinas
a sus nidos antiguos?
 
Será que todo pasa y nada queda fuera del sentimiento.
Desde Carcama, en el Barranco del Cuchillo,
resbalaba un sol somnoliento.
Frágil como una efervescente bola de fuego
queriéndose licuar en recuerdo;
invitándonos a desperezarnos del sueño
como gotas de rocío
refractarias en tupida telaraña.
Será el ímpetu
que tampoco se conformaría con su primaria forma.
Será que tú y yo,
reímos alguna vez ignorantes
por la felicidad más profunda.
Jóvenes y despreocupados.
Despreocupados y felices.
Con todo el amor del mundo en las mochilas.
Insultantemente alegres
bajo esa vacilante claridad ignota
atravesabas hasta perforar mi hojarasca,
disecada por tantas huellas tuyas,
siempre salpicadas
desgastadas, por rescatarte tantas veces ahora.
Cuántas veces, dibujé tu nombre a orillas de aquel mar de nubes,
bajo unos paternales árboles.
Y en casa de la tía Paqui probabas tu toga chestana
de mis pueriles admiraciones.
Pero, ¡Ay!
Que revés de astros empujando sincronismos y dudas.
Me traen a seguir siendo feliz mientras dude.
Y dudando interrogue a las sombras.
 
                                    
 
 

 
 
 
 
 
 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Vicente Gómez Quiles.
Published on e-Stories.org on 01/09/2013.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Emotions" (Poems)

Other works from Vicente Gómez Quiles

Did you like it?
Please have a look at:

El transcurrir del tiempo - Vicente Gómez Quiles (Sorrow)
Rainy Day - Inge Hornisch (Emotions)
RENAISSANCE - Mani Junio (General)