Ricardo Villarpeña

Pesadilla en la renfe

Mike se despertó no veía nada a su alrededor, se froto los ojos y empezó a ver hay estaba en su habitación miro el reloj las 5 30 debía vestirse para ir a clase en la universidad complutense de Madrid, Mike vivía en Gualadajara junto a su compañero Yago, Mike salio al salón y allí estaba yago dormido en el sofá.

Mike salio por la puerta caminando por las desiertas y frías calles de Guadalajara rumbo a la estación de cercanías, debía coger el tren rumbo a Madrid, se monto como cualquier día con la misma rutina y gente de siempre.
Allí estaba el tren salio mientras el tren recibía a ritmo del silbato orden de partir de la estación ;A Mike le entraba el sueño como cualquier día y dormitaba en el tren, se sentía cómodo tranquilo y seguro.

Llego el ferrocarril a Azuqueca el frenazo despertó a Mike y muchísima gente comenzó a subir, Mike se extraño eran cientos de personas que copaban el tren un tren de dos pisos, aquello era algo insólito, algunos iban hasta de pie.

El tren arranco, todos miraban a Mike, Mike se sentía incomodo muy incomodo pues todo el mundo le miraba, Mike no sabia que hacer agachaba la cabeza, intentaba pasar desapercibido pero todos le seguían mirando.

Llegaron a la siguiente estación Meco, nadie se bajo, subió algún pasajero mas, pero nadie bajo, todos seguían mirando fijamente a Mike, Mike cada vez estaba mas y mas nervioso no sabia que hacer no sabia que pensar no sabia si gritar, finalmente llegaron a la siguiente parada, donde Mike decidió bajarse y esperar al siguiente tren, bajo y allí estaba mike en Alcalá universidad, había salido de aquella pesadilla, respiro y se sentó en un banco. Estaba mirando a la nada, cuando de repente se dio cuenta de que había un sobre, sin pensarlo se dirijo a el ponía para mike nervioso y confuso abrió el sobre:

Querido mike:

Bienvenido al juego, ya no puedes salir estas dentro de el, debes resolver el enigma del tren debes seguir las pistas y encontrarme, o todos los trenes llegaran tarde, millones de personas se verán afectadas en su vida, y sabrán que ha sido culpa tuya pues las noticias te inculparan y todos irán a por ti, a no ser que resuelvas el misterio y me encuentres.
PD: mira debajo del banco, te será de ayuda.


Mike estaba confuso, mike se reía, miro debajo del banco y… había una pistola de juguete que al disparar hacia ruido, mike no lo entendía, mike estaba casi llorando en el banco.

Una mujer se sentó en el banco, y le pregunto:

-¿Qué le ocurre? ¿Le puedo ayudar en algo?

Mike la miro con desconfianza no sabia si era parte del juego no sabia nada era todo tan extraño. Finalmente mike la miro a los ojos y vio un ápice de esperanza y aunque nadie lo creyera decidió contarle la verdad
La chica que le dijo que se llamaba Eva lo miro extrañada, muy extrañada, pero viendo sus sofocos veía que algo le pasaba a mike, se saco una botella de agua, y le dijo toma bebe un poco te calmaras. Mike bebió

En esas llego un tren a la estación, Eva dijo bueno yo voy a tomar este tren ¿vienes?

Mike asintió.

Pasaron Alcalá de henares y la Garena sin mas complicaciones mike se empezaba a relajar , pero un pasajero le miraba mucho , mike acaricio la pistola que había encontrado , cuando empezaron a entrar gente por ambas puertas y sacaron pistolitas de juguete como la de mike y hacían como que le disparaban a mike le pareció muy surrealista , estaba quieto no sabia si reírse , pero no paraban , finalmente mike saco su pistola y empezó a dispararles cada vez que sonaba el ruido se aturdían , pero entraban mas y mas gente  , y disparaban.

-Corre mike sígueme le dijo Eva

Empezaron a cambiar de vagón, pero los hombres le seguían, y disparaban,  a mike se le agotaban las fuerzas no sabia por que pero cada vez estaba mas aturdido, cada vez se encontraba mas mareado a medida que le “disparaban”, mike tenia visión borrosa ya no veía nada estaba de rodillas en el suelo mientras Eva intentaba arrastrarle finalmente  perdió el conocimiento.
Mike se despertó, no veía nada a su alrededor, se froto los ojos, pero no podía estaba atado, tenia las manos atadas, y los pies y una venda en la boca. Intento enfocar no había nadie estaba en una habitación en una cama el solo, se abrió la puerta y entro Yago, le quito la venda

-¿yago? ¿Que es esto?

-shh no digas nada mike

 Entro Eva en la habitación y beso a Yago

Mike no entendía nada.

Mike has perdido el juego-empezó a decir Yago-pero no te preocupes como eres novato tendrás una segunda oportunidad.
-Yago ¿Qué es esto?

-shh dijo Eva dulcemente mientras le ponía un pañuelo con cloroformo.

Mike se despertó no veía nada a su alrededor, se froto los ojos y empezó a ver, estaba tirado en la estación del pozo con algunas monedas y un gran dolor de cabeza, no sabia que hora era ni cuanto tiempo había pasado, pero era por la mañana es lo único que intuía, se puso en pie con una gran resaca, y entro en un tren rumbo a atocha que llegaba. Entro se sentó, mientras un hombre decía “no vengo pidiendo, pero no tengo trabajo, voy vendiendo paquetes de pañuelos a veinte centimos mientras la gente pasaba de el.
A mike le parecía todo tan surrealista de hecho se dirigía a atocha pero sin saber para que , pues no sabia nada ni si ir a clase pues no sabia el tiempo que había pasado , miro el reloj del tren , habían pasado tres días , eran las 7 45 , y el tren iba rumbo a atocha bastante lleno.

El tren llego sin complicaciones a atocha, mike bajo aquello era un caos estaba llenísimo de gente, todos los trenes confluian allí. Mike no sabía que buscar ni que hacer pero miraba asustado a toda la gente de alrededor buscando una pista o algún indicio del juego.

Por el rabillo del ojo vio a un hombre con una pistolita, mike saco al suya pero había perdido al hombre, aun así empezó a disparar indiscriminadamente con la pistola de juguete, alguien le toco el hombro
Chaval que haces-era un guardia de seguridad

-na...Nada-dijo mike tembloroso y salio corriendo entre la multitud

Seguía buscando indicios no paraba había miles de caras desconocidas, y mike no sabia que buscaba estaba desesperado.
Entre los miles caras vio a Yago, empezó a seguirle pero le perdía, pero sabia que estaba allí que era su pista, temía que tomara algún tren, pero allí estaba buscándole entre la multitud.

De repente lo vio, y le saco la pistolita, Mike se saco la suya, se apuntaban unos a otros mientras la gente fluía sin parar.
Los guardias se acercaron a Mike

-Otra vez tu chaval, venga ven con nosotros.

Mike no les escuchaba miraba a yago que le miraba a el

Los guardias tiraban de Mike, mike disparo pero esta vez salio una bala de verdad, le dio en la pierna a Yago, pero parecía que los guardias no lo veían. Le relucieron y tumbaron al suelo, mientras Yago se acerco lentamente sangrando y le dijo enhorabuena Mike has ganado el juego, y desaprecio en la multitud.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Ricardo Villarpeña.
Published on e-Stories.org on 06/10/2013.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Fairy Tales" (Short Stories)

Other works from Ricardo Villarpeña

Did you like it?
Please have a look at:

Decadencia - Ricardo Villarpeña (Fairy Tales)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)