Vicente Gómez Quiles

APEGO

Dicen que el miedo sobrevive al temporal.
Y también pienso que el mar da pena no verlo.
Pues, ¿quién no me diría que el ojo es de cristal?
Mi corazón apenas late en el silencio.

¿De qué sirve que me escuches?
Mi voz es ronca y mis labios todavía amargos.
¡Y que no acabe el momento,
que se pare el mundo en este encinar de estrellas!
¡Y que no muera la noche
cuando te rastreo en mis sueños!
¡O que yo no vuelva a la estación del olvido
por donde mi cuerpo mendiga sin destino!

Dicen que el miedo sobrevive al temporal.
Mi corazón apenas late en el silencio.
¡Que si la vida fuera la felicidad
mis sueños no serían sueños!

¡Y que no acabe el momento;
que se pare el mundo en este encinar de estrellas
si por tu cielo navego, navego tus sueños!
 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Vicente Gómez Quiles.
Published on e-Stories.org on 08/08/2011.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Emotions" (Poems)

Other works from Vicente Gómez Quiles

Did you like it?
Please have a look at:

ACRE MONOTONÍA - Vicente Gómez Quiles (Sorrow)
Pour une fille - Rainer Tiemann (Emotions)
The secret is ... - Inge Hoppe-Grabinger (Psychological)